• Regístrate
Estás leyendo: Comunidad CEDART/INBA
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 00:44 Hoy

Umbral

Comunidad CEDART/INBA

Ramón Macías Mora

Publicidad
Publicidad

Para nada son nuevos, los escandalosos casos de irregularidades al interior de los CEDART [Centros de Educación Artística] del INBA [Instituto Nacional de Bellas Artes].

Tal parece que desde el año de 2005 cuando Omar Chanona entonces coordinador general de educación artística, impuso en la dirección, por medio de dedazo a Ismael García Ávila, mejor conocido por la comunidad CEDART como “Zapatitos”, alfil del grupo universidad quien por cierto se vio obligado a renunciar debido a su incapacidad. Esto se ha convertido en práctica común.

Para aquella ocasión, cuando todavía gobernaba el país, Vicente Fox se convocó públicamente, por medio de los principales diarios del país y en las redes sociales, hasta en dos ocasiones, a ocupar la dirección del CEDART J.C. Orozco, la misma que quedó abierta a candidatos externos, es decir, no necesariamente tenían que ser miembros del INBA ni del CEDART. La terna se complementaba con Martín Almadez, quien era presidente del CECAJ [Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Jalisco], Ismael García Ávila y el que esto escribe.

Una vez cumplidos los requisitos por los tres candidatos, se nos requirió para una entrevista personal con Omar Chanona. Por encontrarme en la ciudad de México se me indicó que llamara a la oficina a Chanona para concertar la entrevista, al identificarme, Chanona me indicó que no era necesario que fuera a su despacho y que me entrevistaría vía telefónica como lo estábamos haciendo. Así sucedió, pero para mi sorpresa, el funcionario reportó que nunca me presenté a la entrevista y por lo tanto no había cumplido con el requisito señalado en la licitación.

Ahora me entero en las mismas páginas de MILENIO [sábado 30 de junio de 2018] que la cloaca se ha destapado, y que las heces brotan por todas partes, al interior de la comunidad CEDART no sólo en Guadalajara, sino en los centros de otros estados. Anomalías como falta de transparencia, imposición de directores y profesores que no reúnen el perfil curricular, falta de libertad de filiación a un determinado sindicato. Además de que la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, se aplica discrecionalmente. Es decir, unas veces sí y otras no.

De la misma manera que la desmesurada ambición inmobiliaria, al noroeste de la ciudad de Guadalajara, ha hecho colapsar, las redes de drenaje y abastecimiento de agua, la desmedida ambición de los funcionarios al interior del INBA, y la eternización de viejos dinosaurios burócratas que despachan en las oficinas de la ciudad de México, han hecho colmar la paciencia del personal CEDART que se muestra inconforme.

Por si fuera poco, después de ser obligada a renunciar la licenciada Alicia Yapur también del grupo universidad, [El CEDART J. Clemente Orozco es un coto de poder más, de ese grupo]. Ahora permanece en calidad de interina, una directora impuesta por la propia funcionaria destituida sin que la mencionada Yapur, tenga ahora, atribuciones legales para poner o quitar personal administrativo, docente o directivo. Existe inconformidad de varias irregularidades no sólo en Guadalajara, sino en varias ciudades el país.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.