• Regístrate
Estás leyendo: Mesa Directiva apócrifa en Chiapas
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 19:43 Hoy

Mesa Directiva apócrifa en Chiapas

Publicidad
Publicidad

Desde que tomó posesión el actual Consejo Directivo Nacional de la Federación Mexicana de Charrería (Fmch) para el periodo 2017-2020, una buena parte de la charrería federada de Chiapas ha mostrado respaldo a su ex presidente de Unión de Asociaciones Charras (PUA) Carlos Bermúdez Albores, quien ostentó el cargo del 2012 al 2016, privilegio que tuvo para representar a la charrería chiapaneca en el pasado cuatrienio, del entonces presidente Miguel Pascual Islas.

Hago esta referencia porque ambos ex presidentes se han negado a hacer entrega de los documentos de su gestión, tanto en lo deportivo como en lo administrativo, pero el punto medular es el aspecto financiero, ya que se han valido de todo, con tal de no entregar cuentas claras.

Retomando el caso Chiapas, Erick Montoya González fue electo PUA en forma democrática, y como primer paso, siguiendo los estatutos de la Fmch se dio a la tarea de protocolizar su nombramiento y el del Consejo Directivo ante notario público, procedimiento que por lo regular casi ningún PUA hace, muestra clara de tener la firme intención de querer hacer bien las cosas.

Sin embargo, algunos integrantes de asociaciones charras, manipulados por el ex dirigente, trataron de sacar provecho y cometieron abusos en contra de Montoya González, así que comenzaron a trabajar para destituirlo ante la Fmch, llegando al extremo de sorprender la buena fe de algunos miembros del actual Consejo Directivo nacional.

Pero como la destitución de su PUA legalmente constituido no fue inmediata como ellos lo exigieron, simple y sencillamente se fueron por la libre para reorganizarse, con la puntada de imponer a un nuevo PUA, quedando Marco Borraz; como vicepresidente, Amado Durán, como secretario general, Jorge Pimienta y como tesorero, a Juan Abarca.

Esta imposición la hicieron sin el mínimo respeto al órgano rector de la charrería federada, lo que una vez más viene a confirmar que el ex PUA Carlos Bermúdez está dispuesto a todo, con tal de no hacer la entrega-recepción de su gestión, y siempre tratando de desviar la atención antes que entregar su informe financiero que hasta hoy no ha presentado, máxime que se manejaron recursos extraordinarios con el Congreso y Campeonato Nacional de Chiapas 2016.

Es lamentable que actúen de forma tan autoritaria e irresponsable, ya que con ello enlodan la imagen que dejó el Campeonato Nacional que tuvieron en su entidad, mismo que superó las expectativas porque fue un evento intachable, pero más lamentable es que esa actitud tan deshonesta involucre a la charrería federada de Chiapas y que a la vez sirva de vínculo para unirlos, aparentemente.

Aunque en este punto tengo mis dudas porque sé que en esa entidad se encuentran personajes charros de intachable imagen, pero desafortunadamente, el silencio también es complicidad.

Ahora es el momento preciso para que el Consejo Directivo Nacional, encabezado por Leonardo Dávila Salinas, dé un manotazo urgente y ponga a cada quien en el sitio que le corresponde, haciendo valer los principios y la base de su campaña ‘unidad, igualdad y transparencia’.

No puede ser que solo unos cuantos malintencionados vengan a imponer sus condiciones, perjudicando a la charrería de su estado, ya que aunque hayan formado su Mesa Directiva, ésta es apócrifa porque no cuenta con el aval de la Fmch.

ramongonzalezbarbet@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.