• Regístrate
Estás leyendo: Chiapas, sin cuentas claras
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 21:51 Hoy

Chiapas, sin cuentas claras

Publicidad
Publicidad

La charrería siempre ha sido un referente internacional, ya que donde quiera que se encuentre un sombrero de charro, se relaciona con México; una nación, que cuenta con una gran historia, tradiciones, costumbres y valores arraigados, que son parte de la vida de nuestro país que tanto queremos.

El ahora deporte de la charrería se practica a nivel nacional y en 13 entidades de Estados Unidos; esta disciplina también conocida como el deporte nacional por excelencia, se mantuvo gracias a muchísima gente entusiasta que ama el concepto de lo que es la charrería, tradición que da una forma de vida diferente, y que en cada evento fomenta el amor por México y sus instituciones.

Desafortunadamente, en esta disciplina existe el lado opuesto de la moneda, ya que hay muchos agremiados que viven por muchos años de este deporte-arte tan noble, alcanzando varias generaciones de charros federados que respetan los estatutos cuando conviene a sus intereses, y llegan a ser más papistas que el Papa, pero cuando no les conviene, simple y sencillamente se los pasan por el arco del triunfo.

Todo este contexto lo vivimos con la situación que priva en el estado de Chiapas, que deportivamente se ha distinguido en los últimos años por el buen nivel competitivo que ha manejado, y aparejado a este avance deportivo se han mostrado los diferentes intereses creados, que por supuesto no son exclusivos de esta entidad.

La charrería federada inició este año con un nuevo Consejo Directivo, encabezado por Leonardo Dávila Salinas (2017-20120), cuyos preceptos de campaña fueron igualdad, unidad y transparencia, que hasta hoy, a casi ya un año de funciones, estos postulados se han tratado de llevar a cabo, pero se han visto entorpecidos por situaciones similares a las de ese estado, donde la transparencia no ha sido bien aceptada por ex dirigentes que no han querido o no han podido hacer el acto protocolario de entrega-recepción de su administración.

Una situación que prevalece en el mismo Consejo Directivo nacional al no recibir los documentos respectivos al último año de gestión (2016), de Miguel Pascual Islas, viéndose obligado a interponer una demanda por delitos financieros.

Bajo las mismas circunstancias se encuentra Estados Unidos, que tampoco recibió el informe respectivo, y para cerrar la tercia de estos incumplimientos, viene Chiapas con la misma situación, ya que el ex presidente de Unión de Asociaciones Charras Chiapanecas (PUA), Carlos Bermúdez, hasta hoy no se ha hecho presente para hacer entrega de la documentación correspondiente a su administración, como son los ingresos, los egresos y la chequera, propiedad de la Unión de Asociaciones del estado.

Máxime que Chiapas fue la sede del Congreso y Campeonato Nacional Charro 2016, donde se manejó una importante suma de dinero.

Así que con todos estos antecedentes, es notoria la urgencia que tienen para estar buscando la destitución del actual PUA, Érick Montoya González, basándose en pruebas irrelevantes, y si son tan celosos de su deber, primero deberían llamar a cuentas a Carlos Bermúdez, porque es importante que la Fmch, el coordinador de Estados Unidos y el de Chiapas cumplan al 100 por ciento con la tarea que les fue encomendada por el voto de quienes los eligieron.

ramongonzalezbarbet@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.