• Regístrate
Estás leyendo: Rayados y la selección, descuidos que matan
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 22:30 Hoy

A balón parado

Rayados y la selección, descuidos que matan

Rafael Ocampo

Publicidad
Publicidad

Qué poco respeto tiene en muchas ocasiones el futbol sobre sí mismo. Situaciones que se pueden prever terminan generando ridículos monumentales.

Reparo en primerísimo lugar en la historia que involucra al uruguayo de los Rayados del Monterrey, Carlos Sánchez. Aunque a la directiva del equipo mexicano le cueste tanto trabajo reconocerlo, todo nace de su falta de atención.

Si Luis Miguel Salvador y compañía, hubieran gestionado con la federación uruguaya un permiso a tiempo, el delantero estaría concentrado con sus compañeros a punto de disputar el juego de ida de la final y no recién llegado a Montevideo para ponerse a las órdenes de Óscar Washington Tabárez.

Apelar a la buena onda o sugerir un trato desigual, como lo hizo el directivo en rueda de prensa el mediodía de ayer martes, no procede si antes no se expone una autocrítica.

El segundo capítulo de lo absurdo se engendra en torno a la Copa América Centenario. Es un torneo impuesto a deshoras en el calendario. Sin tiempo para que los jugadores convocados por las selecciones más competitivas se preparen de forma adecuada, sin tiempo para que tomen el descanso adecuado entre la finalización de sus ligas y los partidos de preparación para el campeonato regional.

El próximo sábado en Atlanta, Juan Carlos Osorio acudirá con un plantel reducido a enfrentar su partido de preparación contra Paraguay. Tres porteros: Ochoa, Talavera y Corona. Y los siguientes 10 jugadores de cancha: Néstor Araujo, Yasser Corona, Jorge Torres Nilo, Rafael Márquez, Héctor Moreno, Jesús Molina, Jesús Dueñas, Andrés Guardado, Carlos Peña y Jürgen Damm.

Mañana jueves 26, cuando viajan a Atlanta, se incorporarán, regresando de sus vacaciones, varios jugadores más, entre ellos el Chicharito Hernández. Pero estarán llegando sin ningún entrenamiento previo por lo que suena hasta riesgoso que a alguno de ellos se le ponga a jugar. Así que el partido contra los paraguayos corre el riesgo de convertirse en algo más perjudicial que benéfico.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.