• Regístrate
Estás leyendo: No se es mal mexicano por no creer en la selección
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 05:17 Hoy

A balón parado

No se es mal mexicano por no creer en la selección

Rafael Ocampo

Publicidad
Publicidad

Cada cuatro años conviene recordarle a todos que no hay nada más estúpido que mezclar el futbol con el nacionalismo.

Demasiados horrores ha vivido el mundo por este enredo. Un mundial de futbol, aunque ponga a competir a representantes de países, no deja de ser solo un espectáculo deportivo. Un juego que empieza cuando el árbitro pita el inicio y que termina cuando ese mismo personaje sopla el silbato para decretar el final.

Se vale enojarse, sufrir, ponerse nervioso… Está permitido explotar de júbilo, echarle en cara inclusive al rival el triunfo. Pero atenta contra la salud llevar esto más allá, sobre todo a ese tenebroso hábitat del fervor nacionalista, enredados en la bandera y en el himno.

Entiendo la esperanza, el candor, la actitud positiva con la que sobre todo los de menor edad se acercan a una Copa del Mundo. En México, niños y jóvenes creen de verdad en su selección, en que esta le puede ganar a cualquier rival. La enorme mayoría de los habitantes de este país, y los mexicanos que viven en Estados Unidos o en otros países, está dispuesto a ponerse la camiseta oficial, a dejar lo que sea para presenciar los partidos.

Lo que no entiendo es que ese sector de la población y cualquier otro, quiera nulificar la crítica y el análisis. O hablas de la selección como porrista de ella o de plano te vuelves un personaje proscrito e intolerable.

Nadie se convierte en un apátrida o en un antipatriota por criticar a la selección mexicana de futbol.

Ni siquiera los ciudadanos a los que no les importa el futbol o que inclusive desearan, por la razón que fuera, que el equipo nacional perdiera todos sus partidos, por goleada para radicalizar más esto, se merecerían una descalificación ligada a otros valores. Dejemos de lado todo este discurso de quien no apoya a la selección es un mal mexicano.

Hay que recordar esto cada cuatro años. Y pelear contra los traficantes de selección igual a país.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.