• Regístrate
Estás leyendo: El terrible empezar de nuevo del Cruz Azul
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 12:29 Hoy

A balón parado

El terrible empezar de nuevo del Cruz Azul

Rafael Ocampo

Publicidad
Publicidad

Es imposible darle continuidad a un proyecto cuando quien lo encabeza no se siente a gusto y cómodo para seguir trabajando. Esto, por sí solo, explica y justifica el anuncio que dio a conocer ayer la directiva del Cruz Azul, en el sentido de que el español Francisco Jémez no seguirá al frente de este equipo.

Pero esta claridad de todos los involucrados no debe llevarnos a dejar de observar que es una verdadera lástima que se interrumpa un proceso a todas luces positivo en este club, todavía uno de los cuatros grandes del futbol mexicano.

Hay suficientes elementos para permitirse pensar que si Jémez hubiera renovado su estancia con los cementeros este equipo estaría más cerca de conseguir el campeonato de Liga que se le niega desde hace 20 años. Que con cualquier otro director técnico que llegue, nombre que será anunciado en los próximos días.

Jémez es un buen entrenador de futbol. Que no haya ganado, hasta ahora, un solo campeonato en su carrera no tiene porque ser causa de descalificación. Este hombre le dio un sello imborrable al modesto Rayo Vallecano en la liga más atractiva y poderosa del mundo, la española. Y se lo pudo dar, rindiendo a propios y extraños en elogios, gracias a que se sintió absolutamente respaldado y cómodo por los dueños de ese equipo. Yo esperaba que esto sucediera en el Cruz Azul. Lamento mucho su decisión de no seguir.

Creo que Paco pronto elaborará un juicio autocrítico, alejado de la autoexculpación. Y en este balance honesto tendrá que reconocer que le faltó inteligencia, frialdad, buena asesoría también, para no caer en el cerco de esos periodistas “vomitivos” que se dedicaron a molestarlo, a provocarlo, a desquiciarlo.

Lo que seguía tras el primer año de contrato de Jémez era algo mejor para este Cruz Azul que logró entrar a la liguilla tras tres años de no hacerlo. Había que traer jugadores desequilibrantes y contundentes. Nada más. Dos o tres. Hoy ya no sé qué viene para este equipo.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.