• Regístrate
Estás leyendo: Con baratijas en la cancha, no se puede
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 15:55 Hoy

A balón parado

Con baratijas en la cancha, no se puede

Rafael Ocampo

Publicidad
Publicidad

Hay que recordar con más frecuencia de lo que uno está dispuesto a hacerlo, que el futbol no tiene ya ningún secreto que revelar.

De entrada, y para lo que dure esta sentencia: ganan los equipos que tienen a los mejores jugadores… o a los mejores jugadores en su mejor momento… que para el caso es absolutamente lo mismo.

El Cruz Azul no tiene buenos jugadores… O no tiene futbolistas mejores que los que sí tienen cuando menos 15 equipos de la Liga Mx, que son los que ahora están por arriba de ellos en la tabla de puntuaciones.

La noche del sábado pasado en el Estadio Azteca, cuando enfrentó al América (llevándose a cuestas una nueva derrota), el equipo que ahora dirige el portugués Pedro Caixinha, no tuvo mejores futbolistas que cuando menos cuatro de su rival: el portero Agustín Marchesín y los mediocampistas: Renato Ibarra, Mateus Uribe y el Cecilio Domínguez.

Con estos cuatro le bastó y sobró a las Águilas para llevarse los tres puntos y determinar un nuevo fracaso del Cruz Azul, al que el pase a la Liguilla se le puso imposible.

En otros tiempos, sus tiempos (en los setenta, principios de los ochenta), el Cruz Azul tenía refuerzos extranjeros que hacían la diferencia: Miguel Marín, Alberto Quintano, Carlos Jara Saguier, Eladio Vera, Miguel Ángel Cornero, José Luis Ceballos… Y elementos mexicanos de una calidad de primera: Ignacio Flores, Javier Guzmán, Guillermo Mendizábal, Gerardo Lugo, Rodolfo Montoya, Horacio López Salgado.

Hoy, bueno, desde hace casi 30 años, el Cruz Azul, por lo general, compra baratijas que nunca le alcanzan para completar un buen equipo. Los refuerzos extranjeros que tiene ahora eso son. Ninguno se salva.

Y por lo que se dice o se maneja cada periodo de contrataciones, no es que precisamente los Mena, Rodríguez, Roco, Velázquez, Montoya, Peña, Cauteruccio, le salgan regalados a una directiva o propietarios que han perdido toda noción de competencia.

rafael.ocampo@milenio.com

twitter@rocampo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.