• Regístrate
Estás leyendo: Necesidad fisiológica del aforismo
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 03:23 Hoy

Necesidad fisiológica del aforismo

Publicidad
Publicidad

En días recientes, el escritor y periodista español Vicente Verdú (1942) escribió sobre esa moda de sentenciar a través de otros que es el aforismo.

Es moda porque, decía, como nunca varios escritores han consagrado sus horas a redactar los proverbios que les ayudan a explicarse y explicarnos verdades centrales o tangenciales, desde donde quiera vérseles.

Es moda porque el aforismo viene practicándose, por lo menos, desde tres siglos antes de nuestra era, a partir de Hipócrates, Esquilo o Píndaro, pero en las redes sociales viene descubriéndose con renovado optimismo y se practica por más personas cada vez.

¿Quién no se ha sentido tentado a compartir una verdad absoluta, enaltecedora, contundente, acerca de la vida o sus emblemas?

¿Quién no sueña con escribirla de propio puño y letra, para beneplácito y lección de los demás mortales insinceros y finitos de miras?

¿Quién, si no, ha de verse revelado en una frase?

"Cada aforismo afortunado es como una bala de plata en el corazón de la emoción, del pensamiento o la memoria", escribe Verdú en su más reciente artículo, en pleno arrebato aforístico.

Ya he relatado en este mismo espacio (10 de octubre de 2016) la fortuna de haber editado en 1994 la colección de aforismos del italiano Sardonicus, traducidos por el poeta mexicano Guillermo Fernández (1932-2012), crueles verdades de un pensador apolíneo de la raza humana ("Las verdades más banales son las más difíciles de imponer. Nadie querrá admitir que todavía no las comprende."), que me trajeron enormes certezas.

Algo semejante a lo que ocurre a diario en tuits de franca inspiración ("A veces no hay reloj que te ayude a llegar a tiempo a alguien", de @_Touche), que cumplen la misma función de antaño:

"De una parte porque el género, en crecimiento, se halla entre las predilecciones de escritores bien baqueteados y, de otra, porque su resultado cabal sería imposible sin la exigente depuración de una experiencia sumada de distintos contenidos", explica Verdú.

Experiencia, verdad, brevedad, contundencia..., parecen todos atributos de personas mayores que mucho han vivido. ¿Será cierto esto? Yo digo que no.

A finales de 2013 aventuré 18 frases bajo el título de "Aforismos de fin de año", con la única certeza de que los escribí para saber lo que pienso.

Aquí unos ejemplos, para desearles feliz año nuevo:

1. Leer filosofía es comprender que la humanidad también es un concepto abstracto.

2. La literatura le da expresión a lo que ya éramos antes de leerla.

3. La poesía es un proceso que inicia al escribir y termina cuando llega el olvido.

4. La biblioteca personal puede ser también nuestro perímetro.

5. Escuchado por ahí: "Si no lo publico en Face, me estriño".

facebook.com/porfiriohernandez1969

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.