• Regístrate
Estás leyendo: Metáforas del lenguaje
Comparte esta noticia

Hormigas

Metáforas del lenguaje

Porfirio Hernández

Publicidad
Publicidad

A los conceptos suceden las palabras. Según el lingüista húngaro Stephen Ullmann (1914-1973), una lengua se hace de nuevos significados por necesidad, y toma de lo más próximo: de un idioma distinto, de otras palabras del mismo y por comparación de significados.

Este último procedimiento muestra la creatividad de los hablantes para proyectar al futuro la lengua: creamos metáforas para enriquecer nuestro lenguaje.

Por ejemplo, no existía la expresión "boca del río" hasta que alguien vio la necesidad de nombrar ese fenómeno natural comparándolo con la entrada del aparato digestivo; hoy, el significado de "entrada o salida" para la palabra 'boca' está consignado en el diccionario.

Lo mismo pasa con las entrañas de la tierra, las manecillas del reloj, el ojo de la aguja, la pata de la mesa... Incluso, sobre nuestro propio cuerpo hemos adoptado metáforas para nombrar lo común: el globo del ojo, la nuez de la garganta, la caja del pecho...

Aprendemos por asociación: es lógico que nombremos las cosas por las relaciones de semejanza que hay entre ellas.

Así multiplicamos la riqueza expresiva de la lengua. Por ejemplo, la palabra 'cordillera' proviene de la semejanza que tiene su significado con la hoja de acero dentada a la que llamamos 'sierra'.

Todo esto lo digo porque acabo de leer un hermoso libro de Pablo Boullosa (1963), que se llama "El corazón es un resorte / Metáforas y otras herramientas para mejorar nuestra educación", editado por Taurus a principios de este 2017, que examina esa cualidad de nuestro aprendizaje:

Con el lenguaje, desarrollamos consciencia y aprendemos conocimientos, herramientas que nos ayudarán a ser independientes.

A partir de la reflexión erudita acerca de las herramientas que utilizamos para aprender en general, Pablo Boullosa hace una revisión de las funciones de la lengua materna, que van más allá de comunicarnos con los demás; con apoyo de citas y ejemplos, examina las metáforas como medio para la comprensión, las historias como medio para mejorar los sentimientos y el diálogo interior como medio para fortalecer la voluntad.

Reivindica el valor de la literatura clásica y las cartillas morales de la antigüedad y los documentos de nuestra época escritos para normar la convivencia.

Es un libro disfrutable, hecho con la pasión del bibliófilo, el ensayista y el maestro.

Muchas conclusiones pueden obtenerse de esas páginas ilustres escritas por Pablo Boullosa. Nos deja en claro que leer forma ideas de la realidad, que contribuyen a ampliar las posibilidades de nuestro idioma.

Leer es comparar y hacer nacer un nuevo significado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.