• Regístrate
Estás leyendo: La OFiT y su profundo impacto social
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 21:32 Hoy

Hormigas

La OFiT y su profundo impacto social

Porfirio Hernández

Publicidad
Publicidad

Recientemente, tuve la fortuna de entrevistar al maestro Gerardo Urbán y Fernández, director de la Orquesta Filarmónica de Toluca (OFiT), para esta casa editorial que publicó esa conversación el jueves pasado.

Me interesaba saber cuál era su evaluación de la puesta en escena de la ópera "Aída", de Giuseppe Verdi, que reunió a siete mil personas en tres funciones en el nuevo Teatro Morelos, en la capital del Estado de México.

Me sorprendió la claridad de su visión y la certeza de sus vínculos con el público que sigue fielmente los conciertos de la Orquesta Filarmónica; me gustó escuchar de él la vindicación de la belleza como un principio que debe cohesionar a la ciudad y su desprendimiento de toda política que superponga lo urgente sobre lo importante: la belleza y la verdad edificadora del arte.

Comprendí por qué Gerardo Urbán es uno de los personajes más activos en los medios de comunicación: su misión es promover la música en todos los foros posibles.

Al frente de la OFiT desde su fundación, en 2008, Gerardo Urbán se ha distinguido por organizar presentaciones didácticas, con información útil, en espacios de reunión social, con estrategias innovadoras que logran divulgar la música de concierto a un público masivo.

Así ha sido desde hace nueve años: una orquesta itinerante, arriesgada en la manera de encarar la formación de públicos.

Hoy se puede comprobar que la constancia de esa tentativa rinde frutos, pues la OFiT no sólo llena de público sus presentaciones, ya sea en la Universidad del estado como en su sede, el Teatro Morelos, tanto en las delegaciones del municipio como en la Catedral de la ciudad, sino que provoca a su alrededor todo un fenómeno de animación social.

Prueba de ello es la ópera "Aída", que atrajo un sinnúmero de apoyos institucionales, en completa coordinación, lo cual fructificó en un espectáculo nunca antes visto en la ciudad de Toluca.

A partir de ahora, afirma Gerardo Urbán, todo es posible para la Orquesta Filarmónica.

Hemos visto a muy pocos directores con esa fuerte voluntad de transformación, que allana todo obstáculo o resistencia inercial para llevar la música a más personas, sin sacrificar la calidad en la ejecución.

Se requiere de gobernantes sensibles que entiendan la dimensión de esa visión y que sepan traducirla en apoyos contantes y sonantes; los hay, me consta.

Los festejos del décimo aniversario de la Orquesta Filarmónica de Toluca comienzan ya; qué mejor oportunidad de demostrar el respaldo social que ha sabido cultivar esa agrupación impar.


facebook.com/porfiriohernandez1969

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.