• Regístrate
Estás leyendo: La cultura según Morena
Comparte esta noticia

Hormigas

La cultura según Morena

Porfirio Hernández

Publicidad
Publicidad

Ninguno de los candidatos a la Presidencia de la República ha expresado sus propuestas en materia cultural; sin embargo, sus representantes en esta materia se han reunido en foros públicos para anunciar sus respectivas propuestas.

En las siguientes entregas daré cuenta de ellas: una por entrega, dado que el número de propuestas exige un mayor espacio.

Aquí la del candidato del partido Movimiento de Regeneración Nacional, expresada en la voz de Alejandra Frausto Guerrero, quien fue titular de la Dirección General de Culturas Populares de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República, directora ejecutiva del Seminario de Cultura Mexicana y directora del Instituto Guerrerense de la Cultura, cuando se logró la transformación del Instituto Guerrerense de la Cultura en Secretaría de Cultura del Estado de Guerrero.

Su premisa es que la cultura es un detonador de desarrollo económico local y regional, tanto como un instrumento para la paz.

En ese tenor, propuso hacer cumplir a cabalidad la Ley de Cultura que ya existe en el país, “pues ya es lo suficientemente revolucionaria” y complementarla con una reforma a la actual Ley de Derechos de Autor, a efecto de ampliar el reconocimiento de los derechos colectivos, basada en el principio de que México es un país pluricultural, cuya diversidad merece ser conocida y promovida por el estado entre audiencias que ignoran esa riqueza.

De ahí que sea necesario nombrar a la actual secretaría federal como Secretaría de las Culturas.

Para lograr esas ideas, trabajará en el diseño de presupuestos concurrentes, inclusión de quienes tienen mayor experiencia y del público, a través de la conformación de consejos regionales que apoyen en la toma de decisiones de política pública.

Esa idea de regionalizar el ejercicio de las políticas pública se concretaría a través de un proceso de “redistribución de la riqueza cultural”, creación de nuevos circuitos de difusión y transmisión de esa riqueza.

A partir de ahí se tomarían distintas decisiones: adscribir el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías a la Secretaría de Cultura; atraer a la Secretaría la colección de pago por especie de Hacienda, para curarla y difundirla; sistematizar la participación de la iniciativa privada facilitando los aplicativos que permitan incentivos fiscales; crear escuelas-taller en los municipios donde hubo daño al patrimonio histórico y cultural para que sus educandos sean parte de la reconstrucción de su entorno; no construir más infraestructura cultural sin antes hacer funcionar a cabalidad la ya existente. Ello implica el respeto absoluto a los derechos laborales de los trabajadores de la cultura.

A ello se agrega blindar los proyectos culturales, para evitar que dependan de una persona o un grupo; transparentar los procesos licitatorios y de dictaminación en materia cultural; potenciar la economía local para que sean los talleres locales quienes fabriquen los instrumentos e insumos que requieren los grupos locales en formación; incorporar la industria del videojuego como parte del impulso a las industrias creativas y traducir y difundir a las lenguas indígenas todas las convocatorias que se publican en la Secretaría de Cultura.

facebook.com/porfiriohernandez1969

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.