• Regístrate
Estás leyendo: Como antes
Comparte esta noticia
Lunes , 12.11.2018 / 12:02 Hoy

Hormigas

Como antes

Porfirio Hernández

Publicidad
Publicidad

Hoy la poesía ya no es como antes. Ahora los poetas están en cada esquina, fingiendo que viven intensamente, y nos lo cuentan en las redes sociales. Y todos nos tragamos el cuento. Hoy la poesía es de mercado, tiene consumidores garantizados. No importa qué escribas ni qué leas, hay ofertas a la vuelta de la cuadra, a precios módicos. Remates de verdades, o verdaderas gangas del idioma fácil.

La noción misma de poesía está cambiando. Te puedes manchar de salsa cátsup y escribir un verso largo sobre el tema; o colegir cuántas veces más pasará el autobús de largo antes de que lo abordes a tiempo… Para todo hay poesía, todo es motivo de metáforas y sesudas reflexiones sobre la vana vida de todos los días.

Desde luego, eso está bien, es el signo de los tiempos. Que nadie se sienta excluido de la excelsa poesía ni de su prestigio en boga. Para eso hemos canonizado a la vieja poesía y sus hacedores. Hoy nos guía el empeño por lo inmediato, que no tenemos tiempo de leer ni de teorizar ni de filosofar sobre lo profundo. Nos urge el dato. ¿Quién te ha dicho, Supermán, que queremos leer a Bertrand Russell?

Nos dijeron que la poesía proviene del poeta, hoy nos dicen que no hay poesía sin lectores. Y lo creímos. Y con esa imperiosa convicción adquirimos desde el Ipad lo más nuevo de Elvira Sastre, cuya vida huele a flor:



He redondeado esquinas

para no encontrar monstruos a la vuelta

y me han atacado por la espalda.

He lamido mi cara cuando lloraba

para recordar el sabor del mar

y solo he sentido escozor en los ojos.

He esperado de brazos cruzados

para abrazarme




Y desde el suficiente respaldo de la silla, ataviados con la certeza de saber lo suficiente, nos decimos que esta es la última frontera, mas no importa que más haya delante de nosotros, este planeta está absolutamente conocido, y en su poesía nuestros límites se ensanchan, tallados en la roca difícil del verso libre, mientras al mundo compartimos en 280 caracteres el estrujamiento del alma… No, la poesía ya no es como antes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.