• Regístrate
Estás leyendo: Preocupaciones
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 17:39 Hoy

Visión Social

Preocupaciones

Pedro Miguel Funes Díaz

Publicidad
Publicidad

Los últimos días han atraído la atención a la llegada del nuevo presidente al norte de nuestras fronteras. Obviamente se aprecian las preocupaciones por sus propuestas agresivas, y no solamente en México. Sin embargo, creo que es necesario no perder de vista otros asuntos muy importantes para nuestro país porque, sin quitar la relevancia de la cuestión de las relaciones internacionales y en especial con los Estados Unidos, tenemos muchas otras dificultades y problemas que en el fondo son precisamente nuestras.

No parece fuera de lugar afirmar que necesitamos líderes en todos los campos, y en particular en la política. El ideal sería contar con personas que pudieran orientar al país con seguridad y coherencia, preocupados del bien de todos y no sometidos a intereses turbios. Sin embargo, aunque eso es un ideal, me parece que no es posible soñar con grandes personajes, incluso en la política, si no existe una base sólida de donde puedan surgir.

En otras palabras, es el conjunto social mexicano el que debemos renovar. No hemos de esperar a que el México ideal sea resultado de la obra de un superhéroe que llegará a rescatarnos, sino que derive de una transformación personal y comunitaria que nos lleven a vivir en paz. Jamás existirá un México perfecto, pero ciertamente puede existir un México mejor.

Los renglones que hay que atender son muchos, comenzando con la promoción y protección de los verdaderos derechos humanos, como el derecho a la vida, a la libertad de conciencia y a una educación no monopolizada por el estado, la expansión de los lazos y medios de solidaridad facilitando la participación ciudadana, el respeto a las instancias y niveles privados y públicos para la solución de los problemas.

El camino no es fácil porque la corrupción en la administración, el crimen organizado y los intereses económicos torcidos nos dan la impresión de representar un peso demasiado grande, pero no debemos ser demasiado pesimistas, porque creo que hay muchas personas de bien en todos los ambientes.

En la opinión de muchos mexicanos, según una encuesta, existen tres instituciones a las que todavía se les tiene confianza, que son las universidades, la Iglesia y el ejército. Si subsiste un margen de confianza quiere decir que no todo está perdido ni mucho menos, y esa confianza se puede ampliar. Los medios de comunicación, por ejemplo, respetando celosamente la ética periodística podrían contribuir decididamente. De nuevo hay que decir que es un trabajo de todos, sea cual sea nuestra posición en el complejo tejido social.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.