• Regístrate
Estás leyendo: El Papa en Kenia
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 19:57 Hoy

Visión Social

El Papa en Kenia

Pedro Miguel Funes Díaz

Publicidad
Publicidad

En su viaje a algunos países de África, el Papa ha reiterado las ideas que, en continuidad con las preocupaciones ya expresadas tiempo atrás por los pontífices romanos, desarrolló en la encíclica "Laudato si", sobre el tema ecológico. Recientemente ya había insistido sobre este tema en su visita a la ONU, en Nueva York y ahora, en la oficina de la misma organización en Nairobi ha pronunciado un discurso en el que insiste sobre la necesidad de abordar con responsabilidad la cuestión del cambio climático.

La razón de la insistencia se podría encontrar en que próximamente, como lo comenta el Papa en su discurso, se llevará a cabo en París un encuentro sobre este problema que debe enfrentar la comunidad internacional. Sería triste, señala, que los intereses particulares prevalecieran sobre el bien común.

En Nueva York el Papa Francisco había hablado de el clima como bien común de todos y para todos por lo cual el cambio climático es uno de los principales desafíos de la humanidad, cuya respuesta "debe incorporar una perspectiva social que tenga en cuenta los derechos fundamentales de los más postergados", pues "el abuso y la destrucción del ambiente va acompañado por un imparable procesos de exclusión".

Aboga el Papa por el desarrollo de un nuevo sistema energético para poder corregir las disfunciones del actual modelo de desarrollo y piensa que en París se podría llegar a un acuerdo basado en los principios de solidaridad, justicia y participación, con tres objetivos: 1) alivio del impacto del cambio climático, 2) lucha contra la pobreza y 3) respeto a la dignidad humana.

No obstante las dificultades advierte que hay una "tendencia a considerar el planeta como patria y la humanidad como pueblo que habita una casa de todos", como lo había dicho en la "Laudato si". Se necesita el diálogo entre políticos, científicos, empresas y sociedad civil. Espera que la humanidad de comienzos de este siglo sea recordada por haber asumido sus responsabilidades.

La economía y la política deben estar al servicio de los pueblos, pero las soluciones deben ir acompañadas de un proceso de educación que promueva nuevos estilos de vida, lo que exige fomentar una "cultura del cuidado; cuidado de sí, cuidado del otro, cuidado del ambiente; en lugar de la cultura de la degradación y del descarte".

Considerando los problemas anexos a la urbanización, el Papa expresó su agradecimiento a quienes trabajan para que dicho fenómeno "se convierta en un instrumento eficaz para el desarrollo y la integración a fin de garantizar a todos, y en especial a las personas que viven en barrios marginales, condiciones de vida dignas, garantizando los derechos básicos a la tierra, al techo y al trabajo".

Mencionó también la décima Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, que se llevará a cabo en la misma Nairobi, y recordó al Papa Pablo VI, que en la "Populorum progressio" decía que las relaciones comerciales podían ser, dependiendo de cómo se llevasen a cabo, un elemento para el desarrollo de los pueblos o, por el contrario, causa de miseria.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.