• Regístrate
Estás leyendo: Ante la contingencia, respuestas inmediatas
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 20:43 Hoy

Tribuna

Ante la contingencia, respuestas inmediatas

Pedro Elizalde

Publicidad
Publicidad

México vive momentos difíciles. Un sismo volvió a sacudir varias entidades del país, apenas 12 días después de un primer temblor que dejó muertes, lesionados y destrucción. El saldo preliminar de ayer es también trágico.

Cuando se recordaba un aniversario más del terremoto de 1985, apenas unas horas después de los simulacros organizados y realizados a partir de la experiencia de hace 32 años, el suelo se volvió a sacudir, de esas cosas que no se pueden explicar.

El temblor, esta vez, ocurrió en horario de mucha actividad. Personas en sus trabajos, en escuelas, moviéndose de un lado a otro en un momento álgido de la agenda cotidiana de los habitantes donde se sintió el incidente.

Las imágenes aproximan al tamaño de la tragedia acontecida el martes 19 de septiembre de 2017 en México. Los reportes de personas fallecidas superaban las 200, los lesionados se cuentan en cifra de más de dos dígitos, y los afectados en su patrimonio también son una cantidad notable, en tanto que las edificaciones colapsadas se cuentan por docenas.

Los temblores son fenómenos naturales en los que se cuenta con poco margen de tiempo para predecir, pero las experiencias pasadas han dejado enseñanza. Se aprende a poner orden en el uso de suelo; a construir previendo que volverá a temblar, y a organizarse para saber cómo reaccionar cuando el aviso de un movimiento de suelo.

La solidaridad de la sociedad otra vez se hace presente, como ocurrió en 1985 y después de este suceso que marcó un antes y después en la manera de reaccionar ante una contingencia de tal magnitud.

Personas sin distinción de edad y sexo están en las calles ayudando en las labores de rescate, otros aportando y preparando alimentos, y otras acciones que son necesarias para salir más pronto de la contingencia.

De ese mismo tamaño se espera la respuesta de gobernantes y representantes populares. Que los recursos fluyan para devolver la salud física y emocional de los lesionados lo más pronto posible; en la recuperación de los patrimonios de quienes perdieron todo y en la reconstrucción de la infraestructura física de la ciudades dañadas, no haya pretexto que valga.

Si hay dinero para sueldos y compensaciones de funcionarios públicos, así como para financiar partidos políticos en aras de una vida democrática, la contingencia por el sismo de ayer exige respuesta inmediata y eficaz.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.