• Regístrate
Estás leyendo: ¿Machismo de clóset?
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 14:49 Hoy

Columna de Paulina Rivero Weber

¿Machismo de clóset?

Paulina Rivero Weber

Publicidad
Publicidad

Así como todos somos un poco racistas, pero no nos gusta reconocerlo, somos un poco machistas. Lo he visto aun en mis aulas con mis alumnos más jóvenes y no me sorprende: la sociedad patriarcal viene de la prehistoria y no podemos despacharla con un par de argumentos.

El primer esclavo del machismo es el hombre mismo, que no se siente a gusto ante los aspectos débiles propios de todo ser humano. Y como todos tenemos momentos de tristeza y debilidad, el machista nunca acaba por sentirse bien consigo mismo. Pero el riesgo es que, como dice una pancarta feminista, "El machismo mata" y así es en casos extremos.

Sin embargo, existe un cierto machismo que no mata física, sino mentalmente, pues castra y lastima a las mujeres: el machismo de clóset. Me refiero a quien a pesar de ser machista no se reconoce como tal, sino pretende ser exactamente lo contrario. Por lo general se trata de hombres educados a los que ser macho no les aporta dignidad alguna, más bien se las resta. Son hombres casi siempre intelectuales, que incluso luchan por "la mujer" en abstracto y por "los derechos de la mujer", pero así: en teoría y en abstracto... pero con su pareja y sus colegas, la cosa cambia.

Esos sujetos agreden de maneras sutiles. Buscan pequeños cotos de poder y lo ejercen como si de un imperio se tratara. No golpean el cuerpo, sino la psique. Sus comentarios irónicos, siempre sesudos, no suelen elogiar aspectos dignos de lo que conlleva ser mujer; elogian a la mujer-objeto o bien rebajan su nivel intelectual.

Lo ideal para ellos, su liberación, sería primero reconocer que son machistas y que eso daña. Racismo, machismo, sexismo, son por igual conductas discriminatorias que lastiman. Aceptarlo les permitiría estar más conscientes de los momentos en que caen en el bache machista y detenerse.

Claro, esto vale para quien no se siente orgulloso de ser macho; hombres con un cierto nivel de inteligencia y con una cierta sensibilidad. El problema es que el machista de clóset no tiene ni mucha sensibilidad ni mucha inteligencia, por progre que pretenda mostrarse en sociedad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.