• Regístrate
Estás leyendo: Altruismo sin protagonismo
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 00:20 Hoy

Columna de Paulina Rivero Weber

Altruismo sin protagonismo

Paulina Rivero Weber

Publicidad
Publicidad

Afuera de un edificio inhabitable, grupos de personas sonrientes acarrean sus pertenencias. Les acaban de notificar que no habrá que derruir el edificio: a pesar de su brutal detrimento, las estructuras no han sido dañadas y se podrá rehabilitar. Están felices de estar vivos y de no haber perdido del todo su hogar.

Son ya las 5:30 de la tarde y nadie ha comido: el tiempo se ha ido en subir y bajar con vecinos peritos y arquitectos, y en recoger lo elemental y lo absurdo: desde ropa hasta cepillos de dientes viejos y uno que otro recuerdo. Todo por igual, cubierto de tierra y cal.

Es entonces cuando un Volkswagen de color azul claro se estaciona enfrente. De él bajan una mujer, un hombre y una niña. Él abre el cofre y en platitos de unicel comienza a servir arroz, frijoles y un guiso en salsa verde: "ya les trajimos de comer". La gente les saluda con alegría y se acerca a comer.

A mí se me van los ojos hacia el arroz y la señora me da el primer plato que ha servido. Yo como, agradecida, y cuando voy a sacar la cartera una vecina me dice: "No, no quieren cobrar. Ayer yo quise cooperar y no quisieron." La señora que me dio de comer se retira a pie, mientras que el hombre y la niña se suben al Volkswagen azul.

Corro media calle hacia la señora, la abrazo muy fuerte y beso su mejilla. Le digo: Déjeme colaborar con ustedes con algo para la comida de mañana. La respuesta es una sonrisa enorme y un "No, señora, no se preocupe". Me abraza fuerte y me dice: cuídese. Después me entero de que viven en Santo Domingo; son una familia humilde que recorre hospitales, escuelas y edificios inhabitables dando de comer a la gente.

Así: sin una foto para Facebook que diga: "Aquí estamos solidarios, ayudando a nuestros hermanos". Sin un video para compartir sus acciones y mostrarse como gente heroica. Sin una palabra siquiera, esta familia recorre el sur de la ciudad ayudando a quien lo necesita.

Altruismo sin protagonismo, sin filisteismo. "Realiza tu labor y retírate" dice Laozi en el Daodejing. Así lo hicieron: se retiraron en silencio, del mismo modo que llegaron. Uno de tantos ejemplos a seguir, de los muchos que vivimos esta terrible semana.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.