• Regístrate
Estás leyendo: Voto diferenciado
Comparte esta noticia

Nada personal

Voto diferenciado

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

El mejor escenario para un candidato es alzarse con la victoria con una ventaja de 10 puntos, suficientes para evitar la judicialización o un conflicto poselectoral, con el recuento voto por voto.

Empero, en una contienda tan competida, como lo es la elección para gobernador del estado, cinco o seis puntos de ventaja, son suficientes para que el ganador salga a festejar y asumir el cargo.

Se trata de dos escenarios considerados por personajes de la clase política cercanos al cuarto de guerra de la abanderada de la coalición Por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso.

Está claro que ninguna contienda electoral local es fácil, y aun siendo gobierno, el grupo en el poder político sabe que las elecciones locales para renovar la gubernatura, el Congreso y los más importantes ayuntamientos, de los 217 municipios, en realidad se trata de un referéndum.

Además de estar sujetos al voto de aprobación o rechazo a la continuidad en el poder político, el Partido Acción Nacional y los partidos con que se ha coaligado, entienden que la inercia electoral por las elecciones concurrentes, trae una fuerza competitiva, con la marca Morena.

La candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador trae una fuerza arrolladora, pero en varios estados donde se disputan gubernaturas, todo indica habrá un competido voto diferenciado, de tal manera que el “tsunami” Morena, no les será suficiente.

En la entidad poblana, por ejemplo, de tratarse únicamente de elecciones locales, candidaturas como la de Luis Miguel Barbosa, no tendría ninguna posibilidad de ser un fuerte competidor, a diferencia del PRI, incluso con Enrique Doger, sería más competitivo.

Sin embargo, la realidad electoral en el estado y el país, coloca la competencia en un plano de inercias nacionales, pero con un claro, voto diferenciado.

De acuerdo a la encuesta del 22 de mayo, de la empresa Masive Caller, por mencionar la más rigurosa en su metodología, de los nueves estados donde elegirán gobernador, Morena ganaría CdMx, Morelos, Chiapas y Tabasco; el PAN-MC Guanajuato, Jalisco, Puebla, Veracruz y Yucatán.

De continuar las tendencias en la intención del voto, la coalición “Por Puebla al Frente” podría ganar las elecciones con una ventaja entre cinco y seis puntos, y eso si no baja la guardia.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.