• Regístrate
Estás leyendo: “Tsunami caído del cielo”
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 10:14 Hoy

Nada personal

“Tsunami caído del cielo”

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Y los alcanzó el tsunami de López Obrador, haciendo el resultado de la votación cerrada para la elección de gobernador del estado.

Hasta la medianoche seguían los datos sólo de las encuestas contratadas por las coaliciones de “Por Puebla al Frente” y “Juntos haremos historia”, para autoproclamarse ganadores Martha Erika Alonso y Luis Miguel Barbosa, respectivamente.

Sin embargo, el conteo rápido oficial del organismo electoral (INE) determinó que la ventaja la tiene la candidata de “Por Puebla al Frente”, Martha Erika Alonso, lo que confirmaría una votación cerradísima, pero hasta la madrugada, con una tendencia a favor de la panista.

Martha Erika había advertido a su equipo cercano de colaboradores, previo al inicio de la campaña electoral, que las condiciones para ella eran favorables, pero frente al “tsunami” electoral que significaba el crecimiento del candidato presidencial de Morena, sería más que complicado.

Y en efecto, la abanderada de “Por Puebla al Frente” no se equivocó en el diagnóstico, porque Morena y AMLO siguieron creciendo y arrastraron en esa inercia la intención del voto a los candidatos locales a la gubernatura, alcaldías y legisladores (locales y federales).

Más de un candidato postulado por Morena, desde la gubernatura, a diputaciones y alcaldías, no tenían ni por asomo una posibilidad real de ganar sobre sus contrincantes, muchos de ellos, ni campaña realizaron.

Los morenistas poblanos no se preocuparon por contar con el financiamiento para las respectivas campañas electorales, la fuerza y crecimiento de López Obrador arrastró a todo aquel y aquella al triunfo en las urnas, unos muy merecidos, y otros, los más, sin mayor merecimiento.

La de ayer fue una jornada electoral inédita donde los poblanos salieron a votar, superando el llamado “voto duro” de los partidos políticos y el sufragio corporativo de los programas sociales.

Salieron a votar los poblanos (al igual que millones de mexicanos) y lo arrasaron todo, sin importarles nada -incluida la fama pública de varios candidatos- porque les urgía que se fuera el PRI y el PAN del poder político local y federal.

Veremos después de la cruda electoral y de la terminación del bono democrático, si los mexicanos decidieron un cambio a favor de la transformación, o el retorno del viejo PRI, como partido único de carro completo.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.