• Regístrate
Estás leyendo: Simulación partidista
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 22:23 Hoy

Nada personal

Simulación partidista

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Entender a los políticos profesionales y sus decisiones de pertenencia partidista –por principios e ideología- podrían ser materia de análisis de docentes y sus pupilos de ciencias políticas en las universidades.

Describirlas para este reportero tendría modestamente la pretensión de entender a los políticos de partido y sus convicciones reales de militancia.

Me refiero en concreto a priistas, panistas y perredistas connotados que siendo militantes de esos partidos trabajan a favor de candidatos y personas distintas a su filiación partidista.

Empecemos por los Morales Flores y los retoños, Fernando y Jesús, estos dos últimos funcionarios con "licencia" del gobierno estatal de extracción panista incorporados a la campaña electoral del abanderado de la alianza "Sigamos Adelante".

Fernando Morales Martínez, ex dirigente estatal del PRI, ha respondido a los reporteros que él sigue siendo militante priista y que no le impide su militancia ser funcionario de un gobierno con extracción partidista distinta a la suya.

Fernando dejó de ser funcionario público y se sabe participa en la estructura de campaña del abanderado de la coalición de partidos nacionales y locales. ¿Entonces en qué partido milita?

No se puede ser militante de un partido y apoyar a un candidato de otro partido a un cargo de elección popular.

Este mismo principio se aplicaría a Jesús Morales Rodríguez, ex director de Protección Civil del estado.

No me atrevería a opinar lo mismo de Jesús Morales Flores, ex diputado federal y ex de todo cargo público y partidista por el PRI. Aseguran que trabaja en Tepeaca a favor del ex alcalde poblano. No me consta, si así fuera, qué sentido tendría militar en el PRI.

Pasa lo mismo con el PRD. Trece presidentes municipales perredistas se pronuncian a favor de un candidato a gobernador, distinto al suyo.

Dirigentes de este partido como Carlos Martínez y Jorge Cruz Bermúdez, alientan la desbandada. ¿Qué sentido tendría seguir militando en el partido del sol azteca?

El caso del ex diputado local y ex funcionario estatal Antonio Gali López, ya es extremo, por razones obvias.

Lo mismo ocurre con panistas como Miguel Ángel Mantilla y Rafael Micalco Méndez, solo por citar a dos, sirven a una aspirante ex panista conversa a "independiente", en sentido contrario de la decisión de todo Acción Nacional. Deberían renunciar al PAN, supondría.

Estos casos poblanos me recuerdan a Vicente Fox y Martha Sahagún, siendo "panistas", se pronunciaron por el candidato presidencial del PRI. ¿Y? ¿Siguen militando en el PAN?

Una sonora simulación de militancia partidista.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.