• Regístrate
Estás leyendo: Se hará justicia, "caiga quien caiga"
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 17:02 Hoy

Nada personal

Se hará justicia, "caiga quien caiga"

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

¿Por qué no rastrear en el Estado de México y el Distrito Federal a los autores materiales de la acción concertada y premeditada para lanzar bombas molotov y cohetones con tubos PVC y de metal contra los policías preventivos y pobladores?

Hallar a los autores de los actos violentos del pasado 9 de julio es una tarea del Ministerio Público y de los visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, quienes han entrado a una carrera contra reloj.

El gobierno del estado, con todo y el monopolio de la procuración de justicia, cuentan con peritajes e indagatorias para esclarecer los hechos y dar con los responsables, principalmente por la muerte del menor Luis Alberto Tehuatlie Tamayo.

En el Poder Ejecutivo están contra el tiempo porque una crisis de esta naturaleza no puede permanecer más tiempo, y le apuestan a la certeza jurídica, caiga quien caiga.

Con el cronómetro en mano, el ombudsman Raúl Plasencia Villanueva trae a los visitadores de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos las 24 horas en San Bernardino Chalchihuapan. Se ha propuesto entregar sus conclusiones a finales el mes que inicia.

¿Y cuál es la prisa de Doctor Honoris Causa de la UAP?

Justo en esas fechas deberá comparecer ante el Poder Legislativo federal y aspira a reelegirse en la Presidencia de la CNDH y depende del voto aprobatorio o desaprobatorio de los legisladores.

Esta eventualidad le ha metido presión al esclarecimiento de los hechos.

Al afán reeleccionista del ombudsman nacional se le debe atribuir la jiribilla en el anuncio oficial de la CNDH respecto a las investigaciones “por las violaciones graves de los derechos humanos de los pobladores de Chalchihuapan”, poniendo al MP y la SSP contras las cuerdas.

¿Y los derechos humanos de los policías?, le cuestionó un analista en una entrevista radiofónica al visitador de la CNDH quien ubicó únicamente como la parte agraviada a los pobladores, ignorando a 40 uniformados lesionados, uno de ellos de gravedad.

Si bien no depende del caso Chalchihuapan la reelección de Plasencia Villanueva (¿o sí?), las conclusiones vinculantes le confirmarían credibilidad, pero falta por esperar la solidez de las pruebas científicas. Si que tienen prisa el fiscal local y ombudsman.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.