• Regístrate
Estás leyendo: Riesgo de parálisis administrativa
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 00:28 Hoy

Nada personal

Riesgo de parálisis administrativa

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Lo que no entienden o están empezando a olvidar los gobernantes en funciones y los entrantes, es que la vida sigue en la ciudad capital y el resto de centros urbanos, pero en muchas dependencias de los tres niveles de gobierno han bajado prácticamente las cortinas.

En la ciudad capital, por ejemplo, asociaciones de colonos han dejado de realizar trámites de ventanilla para mejoras como pavimentación, servicios públicos como alumbrado y seguridad pública, porque ningún expediente seguirá su curso.

Están bien las reuniones para la fase de transición en los ayuntamientos y las dependencias estatales, pero la población no puede ver truncado el proceso para el otorgamiento de servicios y mejoras, porque el presupuesto no está calculado a ejercerse al concluir las elecciones.

Valdría la pena que más allá de la fecha fatal del mes de octubre para muchos funcionarios públicos, cuando inicien actividades las nuevas administraciones municipales y decidan quiénes permanecerán en sus empleos, principalmente, de confianza, lo importante es no dejar de atender a los ciudadanos.

En las delegaciones federales, los salientes funcionarios están más involucrados en debatir si son convenientes o no, los cambios con la descentralización y desaparición de la figura jurídica de delegaciones federales.

Aunque se justifica la preocupación de los empleados federales por la incertidumbre de perder sus fuentes de trabajo, esta situación de zozobra no puede trasladarse a los ciudadanos que requieren soluciones a sus trámites en curso.

Incurrir en una parálisis administrativa por los cambios de poderes significará un grave daño a la vida cotidiana de los municipios y el estado, porque existe el riesgo de una crisis derivada de las decisiones centralistas anunciadas por el gobierno federal entrante, al modificar el sistema de coordinación federal, con la figura de coordinador como “jefe político” al estilo porfirista.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.