• Regístrate
Estás leyendo: Reforma contractual, no educativa
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 14:31 Hoy

Nada personal

Reforma contractual, no educativa

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Solo falta que liberen al dirigente de la sección 22 de la CNTE de Oaxaca, Rubén Núñez, reveló la abogada de la Coordinadora, Edith Santibáñez.

Los mentores detenidos son acusados por "lavado de dinero", ataque a las vías de comunicación y daños en propiedad ajena. La mayoría han sido liberados.

Ha sido posible la liberación de los maestros porque mantienen sitiado los estados de Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Michoacán.

Es la Secretaría de Gobernación federal de Miguel Ángel Osorio Chong la encargada de negociar con la CNTE que exige la "derogación" de la reforma educativa.

Se ha centrado el conflicto con los docentes de esos estados porque la llamada reforma educativa trastoca los privilegios gremiales, prebendas y privilegios contractuales y de control del aparato educativo.

El estado de Oaxaca es para los especialistas en el tema el mejor ejemplo de los excesos y control desmedido de la educación, los recursos financieros y el aparato burocrático: son a la vez docentes sindicalizados y patrones.

Esa duplicidad de funciones es eliminar la reforma educativa, misma que a los ojos de los expertos en materia de educación se trata realmente de una reforma a las relaciones laborales para despojar al SNTE y la CNTE del control burocrático de la educación en México.

Desde su origen, para su implementación, el gobierno requirió tener a buen resguardo a la otrora lideresa Elba Esther Gordillo Morales, a la par que tomar el control corporativo del SNTE.

Con los sindicatos ultra de la CNTE no pudieron, o no quisieron, dejando el campo abierto al populismo del líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

Como la "reforma" es gremialista, es decir, que afecta las relaciones obrero patronales entre los gobiernos y los maestros, deberán reducirla a un acuerdo contractual.

Espantar con el petate del muerto de la "privatización de la educación" es una argucia mediática de fachada de la CNTE para mantener privilegios.

La discusión de la verdadera reforma educativa no puede ser materia de negociación del gobierno con la CNTE, es un tema trascendental de interés de todos los mexicanos.

Nadie nombró a la CNTE para ser interlocutor de padres de familia, sectores sociales, estudiantes y especialistas, población ignorada por la partidocracia del Congreso de la Unión.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.