• Regístrate
Estás leyendo: Reflexión y propaganda negra
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 23:47 Hoy

Nada personal

Reflexión y propaganda negra

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Con el principio de lo que no está prohibido, está permitido, la propaganda negra impresa y digital entra al relevo de las campañas electorales, que concluyeron ayer.

En diferentes puntos de la ciudad capital, desde muy temprano apareció la llamada publicidad negra en miles de viviendas, introducidas por debajo de las puertas y en los buzones de la correspondencia.

Al oriente de la ciudad capital, que comprende el distrito 6, se distribuyó propaganda negra: “¿Tú votarías por el secretario de Desarrollo Social de Mario Marín? ¡Yo Tampoco! Ni un voto a Alejandro Armenta. Ni un voto más al Primor. Para el Senado: Morena no”, donde aparece la imagen de Armenta con el ex góber poblano.

Y así pasarán las horas previas a las elecciones, donde se intensificará la guerra sucia con propaganda negra, misma que elaboran y distribuyen manos anónimas, pero que no es difícil entender que se trata de una prolongación de las campañas, pero por debajo de la mesa.

Las redes sociales, convertidas en una poderosa herramienta propagandística en el proceso electoral, conforman una plataforma muy activa en la propaganda negra.

Circula un video donde aparecen en un montaje en primer plano las imágenes del ex gobernador Rafael Moreno Valle y la candidata Martha Erika Alonso, utilizando la letra y música de una de las canciones del desaparecido compositor y cantante Joan Sebastian, para atacarlos: “Ahora me llamo Martha”, a ritmo de la canción “Te voy a cambiar el nombre”.

Este montaje es muy parecido en su manufactura al que divulgaron los contrincantes de Moreno Valle en la contienda del 2010, con el video llamado “Jaula de las locas”; el que se difunde en esta campaña negra, lleva el mismo sello de la “casa productora”.

Y no, la propaganda negra no ayuda a la democracia electoral, alienta los enconos, y se burla de las autoridades electorales, porque a todas luces son campañas ilegales, pero hechas en el anonimato, se convierten potencialmente en un delito no castigado ni perseguido.

Todo indica, la propaganda negra será el tono de la contienda, previa a la jornada electoral del domingo 1 de julio, con el deseo de que no pase a mayores.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.