• Regístrate
Estás leyendo: Pugna por despojos del PRI
Comparte esta noticia

Nada personal

Pugna por despojos del PRI

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

La pelea por el control del priismo poblano, es muy similar a la pugna que ocurre en el SNTE, donde el brazo magisterial de Morena, a través de Elba Esther Gordillo, va por la cabeza del líder nacional, Juan Díaz de la Torre.

Empoderados por el triunfo de los candidatos de Morena, los priistas aliados al grupo de Andrés Manuel López Obrador, además de la fórmula al Senado, diputados locales y alcaldes, también quieren la dirigencia estatal del PRI.

La embestida del PRI-Mor, la alianza de priistas con Morena, va dirigida al ex candidato a gobernador Enrique Doger Guerrero y al presidente en funciones del Comité Directivo Estatal, Javier Casique Zárate.

Abrió fuego el ex candidato a gobernador derrotado en 2010, Javier López Zavala, el mismo priista que buscó afanosamente el autógrafo del entonces aspirante presidencial de Morena, López Obrador, durante una gira en el vecino estado de Veracruz.

La “convicción priista” de López Zavala lo llevó a ocupar un puesto en el CEN del PRI como encargado de la “operación política”, cargo que poco puede presumirse, posterior a la paliza en las urnas el pasado 1 de julio.

López Zavala es de los políticos tradicionales que no da paso sin guarache, operador (eso sí) de Mario Marín Torres, el principal aliado de Morena y AMLO en el estado, fue enviado para “desautorizar” la postura política de Enrique Doger, en torno a la elección de gobernador.

Aliado del morenovallismo, que sin el menor rubor presumía, llevándole como ofrenda a sus pupilos a Rafael Moreno Valle, a Casa Puebla, López Zavala ahora es juez y se abroga el derecho de determinar quién decide al ganador de las elecciones a gobernador, en la misma línea de Morena.

Lo que menos le interesa a López Zavala es discutir la causas de la derrota y reconstruir lo que se supone es su partido, su prioridad es aliarse con Morena para desconocer el resultado de la elección por la gubernatura.

Otro marinista se unió a la ofensiva contra el dogerismo, Humberto Aguilar Viveros, para exigir que Javier Casique siga la misma ruta de René Juárez Cisneros, quien abandonó la presidencia del CEN, para ocupar su escaño como legislador. El “PRI-Mor” en Puebla, tiene nombres y apellidos.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.