• Regístrate
Estás leyendo: Priistas “traidores”
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 17:09 Hoy

Nada personal

Priistas “traidores”

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Si Javier Casique Zárate expulsa a “35 traidores” del PRI, quién cerrará la puerta y apagará las luces del solitario edificio sede del otrora partidote ubicado en la Diagonal Defensores de la República.

Casique, seguramente en lo más alto de la loma la noche del domingo 1 de julio ante el “tsunami” de Morena, no le puso mucha atención a lo dicho por el desencajado dirigente nacional del PRI, René Juárez Cisneros.

El derrotado presidente del CEN hizo un llamado a una “reflexión profunda” y a una“autocrítica” de la estrepitosa derrota electoral, que desde la Presidencial, en los estados y las cámaras, los mandaron desde un tercero hasta un quinto y sexto lugar.

Con especial dedicatoria, el dirigente estatal priista se refirió a la CTM y al priismo de Tehuacán, y otros, sin que los aludiera directamente, le atribuyeron el nombre de Jesús Morales Flores.

Priistas que han abandonado las filas de ese partido tricolor, o tienen una doble vida partidista, son muchos y empezó desde la debacle electoral priista de 2010.

Pero son muchos los priistas que se han marchado del PRI o dobletean, lo mismo a las filas del PAN, MC, PVEM que a Morena.

Uno de los priistas con doble vida partidista es el ex gobernador Mario Marín Torres, uno de los principales activos de Morena en la entidad poblana.

Marín perfiló en Morena a cientos de sus cuadros y seguidores en el estado, entre ellos al ex líder estatal del PRI, Alejandro Armenta; a la ex diputada federal, Nancy de la Sierra; al ex acalde Atlixco, Eleazar Pérez, entre otros muchos.

En su doble vida partidista, Marín le endulzó el oído al candidato perdedor a la gubernatura, Enrique Doger, y lo paseó en los municipios rurales en las fiestas de sus compadres, para darle calorcito.

Pero el tema va más allá de los “traidores” al PRI, la reiterada derrota electoral del tricolor en el estado los debería obligar a entrar a una discusión plural y autocrítica.

El PRI debería de refundarse e iniciar una limpia para quedarse con los priistas fieles y convencidos del origen y principios, pasando por corregir yerros y excesos que los tiene ahogados por el “tsunami” lopezobradorista.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.