• Regístrate
Estás leyendo: Politizar la tragedia, es medrar
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 17:39 Hoy

Nada personal

Politizar la tragedia, es medrar

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Las practicas insanas de pretender politizar todo acontecimiento ocurrido en cualquier ámbito de quehacer en el estado, pareciera el nuevo signo de quienes forma parte de la clase política.

Resulta que en la Sierra Norte existen intentos de cuadros priistas de politizar los casos de secuestro, robo y extorsión cometido en últimas fechas contra ciudadanos de la región, principalmente empresarios.

El fenómeno de inseguridad pública en municipios como Huauchinango está relacionado con la incursión de bandas del crimen organizado procedentes del estado de Veracruz.

En fechas recientes la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) esclareció el secuestro de un empresario de Venustiano Carranza y logró la detención de una célula del crimen organizado, procedente de Poza Rica, Veracruz.

Además del decomiso del armamento y la captura de los delincuentes, se reportó un vehículo sin placas de circulación, como lo reportó el director de la Fisdai, Fernando Rosales Solís, al explicar cómo detuvieron a los criminales veracruzanos, luego de cobrar el rescate.

Hoy existen las evidencias y pruebas del seguimiento de otros delitos como la privación de la libertad y el asesinato de una de las víctimas de la región, ocurrida en septiembre del 2015.

Resultado de las indagatorias y pesquisas la Fiscalía General del Estado contaría con todas las pruebas que vinculan a esta misma banda criminal detenida en Villa Lázaro Cárdenas con el secuestro y posterior asesinato de Esteban Fosado Fuentes.

Este grupo criminal que trabaja en la impunidad en el vecino estado de Veracruz siguió utilizando un vehículo para cometer sus fechorías, y todo indica se trata de una camioneta robada a Fosado Fuentes.

La FGE y la Fisdai finalmente lo que entregan son resultados para abatir delitos de alto impacto como el secuestro, aún con la ventaja de la delincuencia organizada de utilizar como refugio una entidad vecina.

Es natural que familiares de las víctimas exijan resultados inmediatos, es entendible, pero es censurable se pretenda medrar con la tragedia para finales políticos, como ocurrió con el diputado federal del PRI Carlos Barragán Amador.

Barragán culpa al gobierno poblano de los secuestros, pero se le olvida que es de un estado gobernado por el PRI, Veracruz, de Javier Duarte, donde opera el crimen y vienen a Puebla a delinquir, pero por fortuna aquí lo está atrapando la FGE a través de la Fisdai.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.