• Regístrate
Estás leyendo: “Me canso ganso”; “haiga sido como haiga sido”
Comparte esta noticia

Nada personal

“Me canso ganso”; “haiga sido como haiga sido”

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

En el gobierno de la “cuarta transformación” del nuevo régimen, los símbolos y la propaganda política son los principales insumos en el control de las “riendas” del ejercicio del poder.

Cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, seguido del busca pies de prohibir el cobro de comisiones bancarias, con todo y los costos financieros que implica, son las formas ortodoxas de enviar los mensajes de quién manda en el país.

En este terreno, a los mensajes y símbolos, la presión a los magistrados para ordenar el voto por voto, casilla por casilla se llevó al terreno de los hechos en torno a la elección a la gubernatura de Puebla, con la hipótesis jurídica del “fraude” en las urnas.

El revés a la orden de purificar los procesos electorales, que posteriormente presentó el presidente electo en la toma de protesta para proponer elevar como delito grave los “fraudes” electorales, cayó en una disonancia, porque el recuento de votos del TEPJF ratificó el triunfo de los panistas y sus aliados.

Desde la noche del resultado de las elecciones, Santiago Nieto y Miguel Barbosa discrepaban de la estrategia jurídica, y en ninguno de los argumentos existió la cadena de custodia, porque el supuesto de un “fraude” lo demostrarían con el supuesto “laboratorio” electoral.

Reventaron a golpes el centro del cómputo del PAN en el Hotel MM, con el argumento de la presunta maquinación del “fraude” electoral, y tampoco, la Fepade les notificó que se equivocaron con la hipótesis. Entones presionaron al TEPJF para el recuento, y también nada.

Pero si ya dijo el presidente electo y su partido que hubo “fraude” en Puebla, es que hubo “fraude”, y encontraron entonces en la bodega, a pesar de las actas de cómputo y recuentos que confirmaban el mismo resultado contrario a Morena.

Pero hoy ya no valen las pruebas jurídicas, sino la necedad política, y “haiga sido como haiga sido”, el “fraude” existe para el gobierno entrante, y “me canso ganso” si no se anula la elección, pero cómo no, si hoy en este país, por encima de la verdad y las leyes, está la voluntad del nuevo tlatoani, así ni cómo hacerle. Ya entendí.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.