• Regístrate
Estás leyendo: Huachicol, la omisión
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 00:35 Hoy

Nada personal

Huachicol, la omisión

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Simplemente, bajaron la guardia, y una de las malas decisiones del gobierno federal fue desmantelar la Secretaría de Seguridad Pública.

El crecimiento de los índices delictivos en los estados, que se agravó con los llamados delitos federales, se agravó con las bandas delincuenciales que se diversificaron con el robo de hidrocarburos en ductos de Pemex, y el robo de mercancía a trenes y transporte carretero.

El problema de la seguridad pública en los estados y el país, de competencia según los delitos del fuero común y federales de alto impacto, están relacionados ahora con un problema estructural.

Es evidente la disminución del número de efectivos de la Policía Federal, en el país, tan obvia que son insuficientes los elementos en los estados donde huachicoleros los han superado en fuerza, movilidad y capacidad de fuego.

El diagnostico corresponde a una realidad intergubernamental donde se establecen esfuerzos y prioridades, porque son las entidades de la República en las que recae la carga de responsabilidad para abatir a los grupos delictivos, así como las consecuencias sociales y económicas.

El combate al robo en los ductos de la empresa petrolera, a través de tomas clandestinas, la comercialización en el mercado negro, son delitos federales que han superado las labores preventivas de las policías estatales o municipales, peor aún, los corrompen (mandos y tropa).

Gobiernos de los estados como el local ha destinado recursos humanos y materiales para abatir un fenómeno delincuencial del ámbito federal, porque siempre amenaza con desbordarse.

Los gobiernos estatales han suplido las obligaciones federales de combate a los huachicoleros, porque son limitados los recursos y el número de efectivos, lo que ha obligado la participación de las fuerzas armadas.

Pese a tratarse de un delito federal, por las consecuencias de seguridad pública, sociales y económicas a los estados como Puebla, el gobierno local a dispuesto de recursos humanos y materiales para abatir, de manera coordinada, a las células del crimen organizado.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.