• Regístrate
Estás leyendo: Gobiernos sin rumbo en los municipios
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 17:55 Hoy

Nada personal

Gobiernos sin rumbo en los municipios

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Las mayorías, también se equivocan, pero solo lo pueden comprobar con los resultados inmediatos, no esperan mucho para darse cuenta que no era lo que esperaban.

Me refiero a los ciudadanos votantes, aquellos que, legítimamente, por el hartazgo por más de lo mismo, optaron por una tercera opción, creyeron en ella, y le firmaron un cheque en blanco a Morena y a sus candidatos, lo mismo al aspirante presidencial que a un modesto regidor.

Pero la proximidad en los temas de interés en los ciudadanos son evaluados en el día a día, lo mismo ciudades que en comunidades rurales, y una vez cruzando la puerta de su casa a la calle, los ciudadanos siguen enfrentando lo mismo que esperaban se modificara con un cambio de gobierno.

En materia de seguridad pública, sigue pasando lo mismo que antes del 1 de julio, y quizá se agrava en perjuicio de los usuarios del transporte, dueños de viviendas y autos, o negocios, dañados por la delincuencia.

La mayoría de los gobiernos municipales, en zona metropolitana y regiones del estado, particularmente los emanados de Morena, quienes se suponen darían un ejemplo de cómo gobernar, verdaderamente traen un desastre total en sus administraciones.

Inexpertos, novatos, omisos, ocurrentes y con prácticas de nepotismo, sin una sola línea de acción uniforme de gobierno, es el sello distintivo de la “cuarta transformación” de Morena en los 46 ayuntamientos que gobiernan.

Además de la inseguridad, con la creciente contabilidad de la incidencia delictiva en la comisión de diversos delitos en la capital del estado, el fenómeno del comercio en la vía pública crece del mismo tamaño a la permisibilidad.

Metro a metro, los vendedores ambulantes se apoderan de más espacios en el primer cuadro de la ciudad y en el corazón mismo de la capital del estado, en perjuicio del Centro Histórico, y todo lo que implica su valor como patrimonio cultural de la humanidad.

Valdría la pena disfrutar de la capital, principalmente del Centro Histórico, para apreciar el valor histórico y arquitectónico de edificios, hacerlo después, podría ser muy tarde, porque calles, banquetas y portones, le pertenecen al comercio ambulante.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.