• Regístrate
Estás leyendo: “Earl” le endosa los daños a Gali
Comparte esta noticia
Domingo , 15.07.2018 / 18:44 Hoy

Nada personal

“Earl” le endosa los daños a Gali

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

El gobernador electo y su equipo de transición deberían actuar con mayor celeridad, no solo para apersonarse en el lugar de la tragedia, en el Sierra Norte, sino para el trabajo de gabinete en la planeación de la reconstrucción.

Si bien existirán recursos financieros federales derivados de la declaratoria de desastre para 29 municipios afectados por la tormenta tropical “Earl”, una parte debería obtenerse del seguro contratado contra desastres, y la parte que corresponde al gasto del gobierno estatal.

Para el gobernador entrante José Antonio Gali Fayad los márgenes de maniobra financiera en el gasto presupuestal para el ejercicio 2017 serán todavía más complicados por las limitaciones propias de los recortes al gasto federal derivado de la caída de los precios internacionales del petróleo.

Además de creatividad en el diseño del Plan Estatal de Desarrollo, el gobernador electo y el equipo de colaboradores deberán tomar decisiones para un plan presupuestal de “choque” en la optimización de recursos y la austeridad en la aplicación del gasto.

Habrá que esperar qué decisiones tomará el equipo de colaboradores en la comisión de transición del gobernador electo porque en la presentación de la iniciativa del paquete económico no podrían quedar congelados los impuestos estatales.

Los contribuyentes no estarían en condiciones de tolerar nuevos impuestos locales, por lo que deberían descartar cualquier posibilidad, en la medida que el entorno social se torne complicado en el panorama nacional.

Como quiera que decidan en los proyectos de la ley de ingresos y presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2017, una de las prioridades es la reconstrucción con recursos propios y los mixtos con las aportaciones federales.

La administración estatal entrante enfrentará un panorama similar, aunque no en la misma dimensión de los daños, como le ocurrió al entrante gobierno de Melquiades Morales Flores.

Morales Flores empezó a gobernar enfrentando las consecuencias de un severo sismo que dañó la ciudad capital, así como las lluvias con vientos huracanados que devastaron amplias zonas del municipio de Teziutlán, en el Sierra Norte.

Veremos de qué está hecho el equipo del gobierno entrante.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.