• Regístrate
Estás leyendo: Doger, con su “padrino” al estilo Chicago
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 14:36 Hoy

Nada personal

Doger, con su “padrino” al estilo Chicago

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

En una jugada al estilo del ex diputado federal y ex rector de la UAP, Enrique Doger Guerrero le apostó a lo peor del PRI para presumirle al presidente de México Enrique Peña Nieto cuál es su carta de presentación para obtener la candidatura en 2016: Mario Marín Torres.

Al estilo muy poblano de Doger, utilizó un evento familiar para manipular los reflectores políticos a su favor para dar una muestra de que él es el elegido para competir contra los azules.

Se prestaron al juego el resto de aspirantes como Blanca Alcalá Ruiz, Alberto Jiménez Merino y Juan Carlos Lastiri Quirós para figurar al lado del ex gobernador más cuestionado de la historia política reciente.

Muy al estilo del jet set poblano, Doger Guerrero sacrificó la privacidad familiar para sacarle provecho político y enviar un falso mensaje de “unidad priista” como si la concertación política se resolviera en una fiesta familiar.

En los últimos años la clase política es capaz de utilizar hasta su vida íntima a cambio de la manipulación y uso político partidista a favor de sus intereses.

Aparecer al lado de Mario Marín Torres como el “padrino” político en una reunión social y familiar, al estilo de la mafia de Chicago, retrata la bajeza política de los políticos.

Para Doger no existe mejor gobernador ejemplar que no sea Mario Marín, y para presumirlo utiliza a su hija que debería proteger para el ámbito privado, íntimo.

Los priistas han trasladado a las reuniones sociales los destapes políticos, abandonando los actos políticos de respaldo donde el menú principal son los compromisos políticos e ideológicos.

Para Doger Guerrero e invitados, el único imán político impoluto es Marín Torres, por los menos en su ámbito social.

Le falta demostrar al ex rector de la UAP si tendrá la capacidad para reunir en un evento político a quienes le debe su carrera política, entre ellos al ex gobernador Melquiades Morales Flores, por no mencionar a quien le debe la diputación federal.

Por si no lo tenía claro el Presidente Peña, quien pugnó por un PRI moderno que conquiste a los jóvenes en las redes sociales, con Mario Marín Torres como el “padrino” a la minigubernatura en el 2016, flaco favor le harán a Manlio Fabio Beltrones en la rendición de cuentas como la mano que mece la cuna.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.