• Regístrate
Estás leyendo: Delitos electorales, justicia pareja
Comparte esta noticia
Jueves , 22.11.2018 / 06:20 Hoy

Nada personal

Delitos electorales, justicia pareja

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

El castigo a quienes cometieron actos de violencia para manchar las elecciones concurrentes del pasado 1 de junio, tal y como lo exigen los actores políticos, debe ser parejo.

La PGR informó del inicio del proceso penal contra el segundo delincuente electoral detenido en Xilotzingo, cuando volcó una camioneta donde hallaron ocho mil boletas electorales y demás papelería electoral del INE.

La ley se debe aplicar a quienes cometieron actos de violencia en varias casillas electorales, sin importar de quién se trate.

Pero la justicia debe ser pareja; los diputados electos, dirigentes partidistas, militantes de Morena y PES, deben responder por los actos vandálicos realizados en el hotel MM, de la ciudad capital.

Las autoridades no pueden impartir justicia selectiva para castigar los delitos electorales, sería absurdo que la Fepade castigue a “mapaches” electorales y ahora sea omisa con el acto de violencia y vandalismo de militantes de Morena.

Los delitos se cometieron y corrió sangre, las imágenes no mienten, muestran las habilidades de rompe puertas y rompe madres de legisladores como Fernando Manzanilla, José Juan Espinosa, Alejandro Armenta, Gabriel Biestro, y otros destacados dirigentes partidistas, como Raúl Barranco.

Si a nombre de los 30 millones de votos van a pasar por encima de la ley, golpear impunemente y causar daños en propiedad privada, pues ahora sí se aplicará la ley del más fuerte.

Victimizarse, luego de cometer diversos delitos, además de los electorales, es el peor absurdo por la carga de cinismo y desfachatez.

Los autores materiales e intelectuales de los hechos de violencia tienen en la mediación un camino para conciliar con las partes agraviadas y llegar a un acuerdo para reparar el daño, incluido el robo, pero de ahí a quedar impune, es una mala señal de Morena en Puebla y el país.

Las dirigencias nacional y estatal de Morena deberían hacer un esfuerzo por retomar el camino de la normalidad democrática, apostarle a la aplicación de las leyes, y dejar la mentira para manipular, aprovechándose del bono democrático, porque es altamente peligroso, por balcánico.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.