• Regístrate
Estás leyendo: Cortisona y desagravio
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 02:32 Hoy

Nada personal

Cortisona y desagravio

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

El llanto de un menor en brazos de una de las asistentes al evento de Blanca Alcalá Ruiz no cesaba como efecto del intenso calor y el baño sauna en que se convirtió el Teatro del CCU con un aforo de 700 personas; no hubo reventa de boletos, pero el sobrecupo fue evidente.

La senadora con licencia dijo lo que quería escuchar un auditorio integrado por militantes del PRI y partidos aliados, salvo los odios imparciales –supongo- de los rectores de la Upaep y Udlap, así como de representantes de la cúpula empresarial.

La ex alcaldesa presentó la propuesta de "Visión de estado" donde puso especial énfasis en la igualdad social, contra la pobreza, transparencia, protección a mujeres y crecimiento económico con desarrollo regional.

Poblana por "decisión" –como ella lo manifestó- tuvo su arranque de chovinismo: chamba para todos, trabajo para los "talentos", la proveeduría y la obra pública para los locales poblanos. Un grito se escuchó desde la tribuna: "no somos pipopes" (sic).

Alcalá ocupó su lugar en la primea fila de la butaquería del Teatro del CCU, flaqueada por los rectores de la Udlap, Luis Ernesto Derbez y de la Upaep, José Baños Ardavin.

En la presentación de la "visión de estado" los movimientos de la candidata a la gubernatura delataban el sobre ensayo, no exenta de problemitas de dicción, pero con un cierre discursivo al que le faltó el clímax que levantará a los asistentes con una cerrada ovación.

Posterior a la presentación de un video, Blanca Alcalá dio la bienvenida a sus invitados, pero omitió mencionar al ex gobernador Melquiades Morales, se ocupó de él durante el desarrollo del discurso, con un casi "por cierto", también saludo la presencia del ex gobernador.

La abanderada priista hizo sentir un dejo de castigo a Melquiades, con aquello de la relación con el gobernador panista y la presencia del hijo de éste, militante del PRI, Fernando, en el equipo de su contrincante.

Manlio Fabio Beltrones, presidente del CEN del PRI, se ocupó de reivindicar a Melquiades Morales, amigo del sonorense y además delegado del CEN, al destacar que otros gobiernos en Puebla han hecho bien las cosas.

Don Beltrone, un político colmilludo, fue muy breve y sustancioso. Respaldó la plataforma de Alcalá para "re direccionar" el desarrollo del estado para acabar con la pobreza y la mortandad infantil.

Se refirió al equipo de gobierno local como la "legión extrajera" y usó la metáfora del uso de la cortisona para criticar a la administración estatal que con la publicidad de las grandes obras encubre la desigualdad social.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.