• Regístrate
Estás leyendo: CNTE, “Estado” paralelo en Oaxaca
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 15:44 Hoy

Nada personal

CNTE, “Estado” paralelo en Oaxaca

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

Si los poblanos son complicados con sus asuntos políticos, los oaxaqueños son muchísimo más, enredados como el tradicional queso de bola.

Pero tratándose de los maestros de la Coordinadora el enredo es mayor porque se han convertido en un factor de estabilidad o gobernabilidad.

Se trata de un verdadero grupo de interés que lo mismo encumbra candidatos a la gubernatura como Gabino Cué, como también los tira tal y como ocurrió con Ulises Ruiz, generando un severa crisis.

Los trabajadores de la educación agrupados en la Coordinadora Nacional lo controlan todo en el estado de Oaxaca.

Un funcionario federal cercano a la Presidencia de la República me explicó que en alguna ocasión le encargaron realizar un monitoreo de los medios de comunicación, sus contenidos y los principales generadores de la información, y sí, son los maestros.

Ellos controlan obviamente las escuelas del sistema de educación básica, son directores, supervisores, líderes sindicales y funcionarios de la SEP.

Pero además controlan las presidencias municipales, las principales organizaciones sociales y controlan todas las radios comunitarias.

Son ellos, los maestros de la Coordinadora que cuando se les antoja ocupan las casetas de cobro de Capufe e imponen tarifas "voluntarias".

Los líderes magisteriales en toda la entidad tienen una estructura de organización social como un "estado" paralelo a los poderes establecidos, con capacidad financiera y política similar o mejor blindada que un partido político.

Es tal la capacidad política financiera de la Coordinadora que puede ponerse al tú por tú con los poderes establecidos, capaces de doblegar a las instituciones.

Como lo ha documentado Milenio Diario, la CNTE sección 22 está penetrada por grupos de ultraizquierda, con amplia capacidad de guerra de guerillas y capacidad social y de "fuego"para hacer frente a una Policía Federal o Gendarmería mejor capacitada.

Uno de los dirigentes del controvertido Partido de los Pobres (y sus ramificaciones) han tenido su asiento en Oaxaca.

La detención del dirigente de la sección 22 de la CNTE fue el detonante de lo que parece ser una ruta sin retorno a la violencia, salvo que el gobierno federal acceda a liberar a Rubén Núñez. Como dicen las "vacas sagradas", al tiempo.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.