• Regístrate
Estás leyendo: “Blanqueo” de gasolina robada
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 07:06 Hoy

Nada personal

“Blanqueo” de gasolina robada

Pablo Ruiz Meza

Publicidad
Publicidad

En Puebla se ha "petrolizado" la economía doméstica en amplias regiones del estado y en un sector importante de la sociedad, por el lavado de dinero, relacionado con el robo de gasolina a las redes de Petróleos Mexicanos.

Es la zona oriente del corredor de Acajete-Tepeaca-Acatzingo-Quecholac-Palmar de Bravo-Ciudad Serdán, San Salvador El Seco, además de la región de San Martín Texmelucan, las cisternas domiciliarias y las casas mismas se han convertido en centros clandestinos de almacenamiento de combustible robado.

El tráfico ilegal y comercialización del combustible sustraído de las redes subterráneas de Pemex son hoy una forma de vida para cientos de familias que se multiplican al involucrarse con la delincuencia organizada.

Cada día son más las casas de los municipios involucrados que se dedican a la venta de gasolinas Premiun y Magna, así como diesel, con las ventas de traspatio, lo que se ha convertido en un "secreto" a voces respecto a en qué lugares y qué familias se dedican a ese negocio ilícito.

Los presidentes municipales han preferido guardar silencio, sino es que colaborar mediante la omisión de acciones contra actos delictivos de los traficantes y vendedores de combustibles.

Ser "huachicolero" hoy en la entidad poblana es una "forma de ganarse la vida", bajo el control y vigilancia de las bandas de criminales ligadas a la llamada delincuencia organizada que lava el dinero con la venta hormiga de los productos robados.

A mayor escala, el "blanqueo" de combustible robado a Pemex alcanza a varias de las estaciones autorizadas por la empresa paraestatal, a empresas con numerosas flotillas del transporte de carga y pasajeros, así como las propias flotillas oficiales autorizadas.

Las autoridades del estado y federales están perdiendo la batalla, tal y como ocurre con el narcomenudeo y el tráfico a gran escala de las llamadas drogas blandas y duras.

Detrás de este ilícito hay una estela de muerte con homicidios dolosos por el ajuste de cuentas y enfrentamiento entre bandas criminales que se disputan el millonario negocio del robo de gasolina, lo que favorece la inseguridad pública.

pablo.ruiz@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.