• Regístrate
Estás leyendo: Sí hay vacantes en Guayabitos, Guanajuato
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 08:58 Hoy

Reporte de inteligencia

Sí hay vacantes en Guayabitos, Guanajuato

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

La playa de Guayabitos no tiene olas. Te puedes meter hasta 20 o 30 metros en el mar, y el agua te llega hasta las rodillas. Guayabitos es como una albercota. Ese es el encanto de esta playa de Nayarit que se convirtió en la playa favorita de los leoneses.

Allá nos vemos en el Rincón de Guayabitos.

Así se decía antes cuando venía Semana Santa. Allá te encontrabas a los compañeros de la escuela, a los vecinos y a los primos y a los parientes.

Todo León iba a Guayabitos en los años ochenta. Era una playa limpia, con muy pocos hoteles y con el atractivo de estar a 45 minutos de Vallarta. Era una moda pasar las vacaciones en esa zona. Te ibas a acampar a Guayabitos y luego visitabas Vallarta, aunque después presumías que habías ido solo a Vallarta y te traías un montón de llaveros de conchitas y tiburones para probarlo.

Aunque la verdadera playa de León es Puerto Vallarta. Muchos leoneses allá tiene sus propiedades y pasan sus vacaciones en Vallarta.

De cualquier forma hoy Guayabitos sigue siendo una playa para jaliscienses y para guanajuatenses. Un directivo de la Asociación de Hoteles y Moteles de Compostela, Alejandro Rafael Chávez, declaró a Milenio que el 30 por ciento del turismo de Guayabitos es de León. Es decir que una tercera parte de los visitantes son de Guanajuato, más de 10 mil personas hospedadas en estos días. Con razón te encuentras a mucha gente por allá. De hecho hay matrimonios que se conocieron en esa playa, aunque ambos eran de León.

Guayabitos era toda una región. Algunos leoneses preferían irse a Sayulita, que está a un lado, o a La Peñita, que es el motor comercial de la región. Otros preferían quedarse en Lo de Marcos o en Las Varas, pero toda esa zona era territorio de León. En un tiempo también se usó ir de vacaciones a Playa de Cocos, a San Blas, Melaque o Barra de Navidad, pero ninguna playa era como Guayabitos.

Los que han ido a esas playas, se darán cuenta ahora del daño ecológico. Guayabitos dejó de ser una playa limpia y casi virgen, para convertirse en una playa sucia y descuidada. Nos la acabamos. Ahora en la arena hay manchas de aceite y el agua no es trasparente. El turismo se ha hecho más popular. Hoy por hoy los leoneses acuden en camiones urbanos y abarrotan la playa como si fuera la Presa de El Palote o un balneario. El Rincón de Guayabitos se ha convertido en una playa de turismo mochilero y popular. Pobre Guayabitos. Tan cerca de Vallarta y, a la vez, tan lejos de Vallarta.

@pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.