• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué mueren los hombres buenos?
Comparte esta noticia
Domingo , 19.08.2018 / 23:07 Hoy

Reporte de inteligencia

¿Por qué mueren los hombres buenos?

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

La noticia de la muerte de Juan Gabriel, sacudió a los mexicanos. Una señora que estaba a mi lado, en una reunión, comenzó a llorar de manera inconsolable. "Es una muy mala noticia. Me gustaban mucho sus canciones", me dijo. Un hombre que estaba muy cerca, también soltó un par de lágrimas. "Me duele por mi país. México pierde a uno de sus talentos que nos da orgullo", dijo.

Juan Gabriel cantó para que lo quisieran. Le cantó a México, le cantó al amor, le cantó al desamor, a la vida. Y era muy querido por todos, por las señoras, por las mamás, por los caballeros, por los niños.

Todavía no apreciamos lo que era para los mexicanos. Estamos a punto de ver lo que el pueblo lo quería, a través de sus funerales. No sería nada extraño ver escenas como cuando murió Pedro Infante o como cuando murió Roberto Gómez Bolaños.

Nos estamos quedando sin los mejores hombres. Se nos fue Carlos Fuentes, se nos fue Carlos Monsiváis, personas valiosas para México. Y ahora se nos va Juan Gabriel, cuya aportación era popular pero no era menos valiosa. Sus canciones son parte de la vida y la cotidianidad en México. Y su lucha personal, es un ejemplo en el país.

Los mexicanos otra vez estamos de luto. Y cada que esto pasa, escucho a la gente hacer preguntas, sin respuesta, como alguna vez oí de una señora: ¿Por qué mueren los hombres buenos?

¿Por qué no mueren los malvados? ¿Por qué no mueren los tiranos que tienen a sus pueblos aplastados? ¿Por qué no mueren los gobernantes corruptos que engañan al pueblo? ¿Por qué no mueren los narcotraficantes y sicarios que hacen el mal? ¿Por qué mueren los hombres buenos? ¿Por qué mueren los que dan alegría al pueblo?

Twitter: @pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.