• Regístrate
Estás leyendo: Perdimos contra la Selección del Mundo
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 16:21 Hoy

Reporte de inteligencia

Perdimos contra la Selección del Mundo

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

La suerte no estuvo de nuestro lado.

El primer gol circunstancial de Messi al minuto 2 –en un rebote que pudo caer en otro lado, pero justo le cayó a él en la cabeza-, fue un factor que le metió miedo al equipo.

León todavía no se acomodaba, cuando ya tenía un gol en contra. Entonces vino una especie de pánico escénico. Un gol en la primera jugada contra el Barcelona, en el Camp Nou lleno, es lo peor que le puede pasar a un equipo. Y el León se descompuso, antes de arrancar formalmente el partido.

El planteamiento de arranque tal vez fue equivocado de parte de Gustavo Matosas. León salió con una formación para atacar, cuando tal vez debió arrancar un poco atrás, mientras agarraban confianza con la pelota. Pero no. Matosas salió con 4-3-3, con la ilusión de tocarle la pelota al Barcelona, aunque ni siquiera tuvo tiempo de intentarlo.

Después vino el segundo gol, con un León desconcertado. El equipo estaba pasmado y fallaba pases que nunca falla. Entonces Matosas hizo la formación que debió poner desde el principio: con tres centrales. Y ahí se acabó la aplanadora. Hay que recordar que hasta el Real Madrid de Mourinho le jugó al Barcelona, con todo el equipo atrás.

León reaccionó hasta el minuto 17. Hasta entonces los jugadores comenzaron a tocar la pelota y a tener llegadas. Elías Hernández hizo un disparo interesante que tapó Claudio Bravo, y Yamilson tiró dos veces, sin suerte.

Y cuando el León mejor jugaba, vino el tercer gol en un error del Gullit Peña. Ahí se acabó el partido. El segundo tiempo fue una pachancha entre los jugadores suplentes de ambos equipos, y nos cayeron otros 3 goles.

Fin de la fiesta.

León fue avasallado por la Selección del Mundo (el mejor de Argentina, el mejor de Brasil, el mejor de Uruguay, los mejores de España, el mejor de Chile, el mejor de Croacia). Tal vez ni el Alemania campeón del mundo, los habría frenado.

Sea como sea, fue bonito ver a nuestro equipo en el Camp Nou, contra el mejor equipo del mundo. Nos quedamos con ganas de verlos en plenitud, pero no fue posible, por la circunstancia del gol tempranero. De cualquier forma me quedo con esos 20 minutos en los que León tocó la pelota, con mucha intención y con calidad. Me quedo con esos 20 minutos en donde el equipo mostró un toque agudo e inteligente. Me quedo con la hermosa despedida para Rafa Márquez, la calidad del Gallo Vázquez y los dos chispazos de El Gullit. Con el tiro de Elías Hernández, un desborde del Aris Hernández, la actitud de Yamilson y el carácter de la Rata. Me quedo con la fiereza de Nacho González, la entrega de Miguel Sabah y de Chema, y la actitud generosa de Matosas de haber juntado a sus 22 jugadores. Aquí estamos tranquilos. Sabemos que nuestro equipo tenía para más y que simplemente no tuvo suerte en el arranque. Sabemos que nuestros jugadores tocan la pelota con sentido y que pudimos haber hecho un gran partido. Sabemos que este León es histórico y que nos seguirá deleitando con ese gran futbol que ha hecho en los últimos tres años. Vamos León Vamos. Estamos orgullosos de nuestro equipo.

http://twitter.com/pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.