• Regístrate
Estás leyendo: Mazda, todo es culpa de Oliva
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 13:52 Hoy

Reporte de inteligencia

Mazda, todo es culpa de Oliva

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó que uno de los factores por el que Mazda decidió venir a Guanajuato fue por el sistema fiscal del país. Una empresa busca políticas fiscales estables y duraderas, dijo.

El gobernador Miguel Márquez, en cambio, aseguró que la Mazda escogió a Guanajuato por la seguridad y la paz de la región.

Cada quien tiene su versión.

La inversión de 700 millones de dólares en la planta japonesa de automóviles Mazda, representa una gran oportunidad de lucimiento para los gobernantes.

Este jueves fue un gran día para lucirse con la inversión. El secretario de Economía del Gobierno Federal, Ildefonso Guajardo, destacó como dos factores determinantes la certidumbre y la confianza en las autoridades. El alcalde de Salamanca, Justino Arriaga, destacó la ubicación estratégica de Salamanca.

Aunque en realidad aquí se combinó todo para atraer a una empresa de este tamaño y de esta importancia. La situación geográfica de Guanajuato, la red de carreteras y vías férreas, la situación fiscal del país, las condiciones de la economía, la confianza en las autoridades, la seguridad, la mano de obra y la cultura laboral de Guanajuato. Pero lo más importante fue la determinación de un gobierno de buscar las inversiones.

Y ahí el gran artífice de la atracción de inversiones fue el ex gobernador Juan Manuel Oliva. El ex gobernador le apostó a Honda, a Mazda, a Volkswagen, a Toyota, a Audi, y a las grandes empresas del mundo, con una gran ambición. Y le cuajaron tres. Oliva viajó a Japón, hizo trajes a la medida para todos, invirtió recursos y comisionó a varios funcionarios exclusivamente para hablar con los altos directivos, con la firme intención de ganar.

Le salió la jugada. Oliva consiguió tres plantas automotrices en sus últimos tres años de gobierno: una planta por año. Lo que no hizo ninguno de los tres ex gobernadores panistas, ni Carlos Medina, ni Vicente Fox, ni Juan Carlos Romero. Lo que no hizo ninguno de los otros 31 gobernadores de México. Lo que no hizo ningún país del continente americano.

Ayer todo mundo se colgó de Mazda. Y sin duda todo mundo aportó algo para amarrar la inversión y para arrancar esta gran empresa. Pero el gran autor de lo que está sucediendo en Guanajuato, fue Juan Manuel Oliva, un ex gobernador que está esperando que el tiempo le reconozca su labor intensa por atraer a las grandes empresas del mundo.

Todo es culpa de Oliva.

http://twitter.com/pccarrillo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.