• Regístrate
Estás leyendo: Los zapateros no querían plantas automotrices
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 09:31 Hoy

Reporte de inteligencia

Los zapateros no querían plantas automotrices

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

Las razones para que la Mazda o la Honda no llegaran a León, tienen qué ver con la protección a la industria local. Así de simple: Los zapateros de León se opusieron durante décadas a la llegada de otras empresas de sectores distintos como el automotriz. Por eso no llegaban otras industrias grandes a la ciudad.

No lo quieren reconocer, pero esa es la realidad.

Los zapateros no permitían la entrada de empresas grandes por temor a que les quitaran la mano de obra. Según su lógica, los trabajadores de León deben trabajar para las fábricas de zapato y no para plantas automotrices. Ellos creían o creen que no les conviene que los obreros aprendan otros oficios porque se podría encarecer la mano de obra.

Los zapateros quieren mano de obra especializada y barata.

Por lo mismo nunca se permitió la construcción de nuevos parques industriales. ¿Ustedes creen que no se les ocurrió construir un parque industrial y traer grandes empresas? Claro que sí. Pero justo eso era lo que no querían: la competencia en la mano de obra. Y ellos se encargaron de presionar al gobierno en turno para impedir la construcción de parques industriales. Nunca se olvidó a León. Lo que pasó fue que el Gobierno cedió a la presión de los zapateros.

Otra razón también fue el costo de la tierra. Ciertamente en León el precio del metro cuadrado de tierra es más caro que Silao o Salamanca. Y entonces para una empresa automotriz es más caro instalarse en León que en cualquier otro Municipio. Claro que la tierra es cara en León también por la especulación. Los empresarios poderosos (otra vez), tienen acaparadas grandes extensiones de tierra y las tienen ociosas, esperando que se encarezcan. Ellos no quieren soltar los terrenos para construir parques industriales o para instalar plantas automotrices.

Así que nadie olvidó a León. Eso es una mentira.

Más bien León no dejó entrar a las grandes empresas.

Hasta el año pasado, cuando se construyeron dos parques industriales –uno en Las Joyas y otro en Santa Ana del Conde-, y ya están llegando las grandes plantas. Hasta ahora los zapateros han entendido que la ciudad tiene que diversificar la industria y que no podemos tener todos los huevos en una misma canasta. Hasta ahora, están dejando instalarse a las armadoras porque tampoco podemos quedarnos fuera del boom automotriz.

Twitter: @pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.