• Regístrate
Estás leyendo: Los narcos quieren calentar la plaza
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 15:39 Hoy

Reporte de inteligencia

Los narcos quieren calentar la plaza

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

Un decapitado.

Dos quemados en un auto.

Un encobijado.

Los narcos también juegan sus cartas.

Estos tres últimos hechos sangrientos, en León, dejan ver una intención de los narcotraficantes. Los mafiosos quieren crear la percepción de que la seguridad está mal. Ellos quieren llamar la atención sobre León de mala forma. Es decir que están tratando de calentar la plaza.

Los malvados, según parece, pretenden que los leoneses se molesten por los hechos violentos y pidan cuentas a las autoridades. O sea que los narcos están presionando al Gobierno. Los mafiosos quieren poner a los jefes contra las cuerdas, por alguna razón.

Estamos viviendo acciones de narco propaganda.

Cortar una cabeza, llama la atención. Dejar dos cuerpos quemados, genera incertidumbre. Armar una escena de un encobijado, provoca temor en la población.

Eso es lo que ellos quieren.

Lo importante aquí sería saber por qué quieren crear inestabilidad. Y lo más seguro es que no están conformes. No les gusta cómo opera el gobierno de León en este momento. Si estuvieron contentos, no harían ruido, dejarían todo como está. Sería absurdo calentar la plaza.

Entonces lo que desean son cambios.

Los narcos no están satisfechos. Da la impresión de que no les gusta el secretario de Seguridad, Luis Enrique Ramírez, o el presidente Héctor López Santillana. Tal vez no era lo que esperaban. Tal vez ellos querían algo distinto.

Eso significa que los malvados también juegan. Ellos también echan grilla.

Y así como los partidos políticos, destapan escándalos de corrupción y cuestionan todos los proyectos, los narcos también se manifiestan. Sólo que ellos lo hacen mediante una cabeza abandonada, un quemado o un encobijado.

@pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.