• Regístrate
Estás leyendo: Honorable Congreso de la Unión
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 23:53 Hoy

Reporte de inteligencia

Honorable Congreso de la Unión

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

Ni es Honorable. Ni es de la Unión.

El Honorable Congreso de la Unión arrancó la Sexagésima Tercera Legislatura (así se dice para impresionar al pueblo), con toda clase de personajes, cuestionados y criticados, que ya están con su nueva curul, listos para farolear y cobrar.

De entrada, esta será la legislatura de la actriz Carmen Salinas (cuya frase célebre es: Agarren a esos pinches ratas. Hijos de la chingada. ¡Párense putos!), y ella será una de las grandes figuras de la Cámara de Diputados, ya lo verán.

Pero nada más hay que darle una revisada a los nombres de Guanajuato para entender quiénes están ahí y cómo es que llegaron a ser diputados federales.

Para empezar, ninguno de los que están en la Cámara de Diputados representa en realidad a los guanajuatenses o a los leoneses. Ni tampoco son nuestros mejores hombres. Y varios ni son capaces o talentosos.

El primero que brinca es Miguel Salim, ex candidato perdedor a la Alcaldía de León. Salim fue inhabilitado por 2 años por la Secretaría de la Gestión Pública, y aún así es diputado federal. Y luego está Ricardo Sheffield, ex alcalde de León, quien es señalado por haber otorgado más de 60 permisos de gasolineras y varios casinos en León.

Después está Azul Etcheverry, quien salió de la administración del DIF por diferencias con altos funcionarios del Municipio y bajo sospechas de manejos extraños. Y luego Bárbara Botello, la ex alcaldesa de León que tiene algunos cuestionamientos en León por supuestos manejos irregulares.

Además hay que sumarle a Mayra Enríquez, precandidata perdedora para la Alcaldía de León. Alejandra Reynoso, quien llegó por contar con el apoyo de Luis Alberto Villarreal. Y Alejandra Gutiérrez, la ex tesorera de León; Yulma Rocha, la diputada juanita; y Erika Arroyo, hija de Francisco Arroyo Vieyra.

Puro personaje. Puro político o política con colmillo retorcido, discursos ensayados y muy democráticos cuando es a favor de ellos. Cada que arranca una legislatura me acuerdo de aquel personaje de la película de La Ley de Herodes, Vargas, cuando llega a la tribuna y grita con altivez a todo el país: ¡Honorable Congreso de la Unión!

Twitter: @pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.