• Regístrate
Estás leyendo: El tehuacanazo y la tortura no son pruebas de valor
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 02:19 Hoy

Reporte de inteligencia

El tehuacanazo y la tortura no son pruebas de valor

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

En el Ejército hay una prueba de valor cruel. A cada recluta le piden sobrevivir toda una jornada en la montaña, acompañado de un perrito. Le exigen vivir sin alimentos en las montañas, en condiciones de austeridad, en compañía del cachorro. Al final del curso, lo gradúan y le piden hacer algo doloroso: matar al perrito que fue su compañero.

Muchos militares han pasado por ese tipo de pruebas absurdas que lo único que enseñan es que deben tener la sangre fría y que no deben encariñarse con nadie.

Los militares suelen tener ese tipo de adiestramiento, pero también los policías locales y estatales.

Lo vimos ahora con el caso del escolta de Guanajuato que fue obligado a arrojarse a una alberca profunda, en una prueba de valor, a pesar de que no sabía nadar. El escoltar murió ahogado, sin que ningún compañero intentara salvarlo.

¿De dónde diablos sacan esas pruebas?

¿Quién les dice que el valor se demuestra arrojándose a la alberca sin saber nadar? Esa es una prueba de insensatez. En todo caso, los que no pasaron la prueba de valor fueron los compañeros que no quisieron lanzarse al agua para salvarlo.

Los policías suelen tener capacitaciones rudas e inhumanas. En el 2008 en León tuvimos el caso de los policías municipales que eran capacitados en Albarradones, obligándolos a resistir una bolsa de hule en la cabeza y haciéndolos revolcarse en su vómito. En esa ocasión, los capacitadores extranjeros hacían sufrir a los policías en su preparación.

No aprendemos. Ya tuvimos un escándalo de ese tipo y seguimos haciendo pruebas de valor. Los expertos obligan a los cadetes y reclutas a sufrir, a revolcarse en el lodo, a recibir tehuacanazos, a resistir torturas, a arrojarse a una alberca o a matar a su mascota favorita. Esas no son pruebas de valor, son pruebas de locura.

Twitter: @pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.