• Regístrate
Estás leyendo: El próximo rector de la UG debe crear más espacios para Medicina
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 07:26 Hoy

Reporte de inteligencia

El próximo rector de la UG debe crear más espacios para Medicina

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

Arrancó la disputa por la rectoría de la Universidad de Guanajuato, justo cuando hay miles de jóvenes decepcionados y tristes porque no consiguieron un lugar en la máxima casa de estudios del Estado.

Ahí está un gran tema pendiente para el próximo rector. El actual rector general, José Manuel Cabrera Sixto, y el rector de Guanajuato capital, Luis Felipe Guerrero Agripino, se registraron ayer para entrar a la elección interna, y deben entender que un grave problema de la Universidad es la falta de espacios para jóvenes de Guanajuato.

Basta ver lo que ocurrió la semana pasada en la Facultad de Medicina: presentaron examen 2 mil alumnos y sólo fueron aceptados 90 jóvenes. Un total de mil 910 muchachos se quedaron sin estudiar. Es decir que sólo aceptaron al 4.5 por ciento de los jóvenes que sueñan con ser doctores.

Es una injusticia. No es posible que la Universidad de Guanajuato corte la ilusión de estos muchachos que quieren estudiar.

Ojalá que los candidatos a la rectoría entren a los temas importantes de la Universidad y hagan propuestas viables y oportunas. Aumentar la matrícula en la Facultad de Medicina es una necesidad y una obligación.

La Universidad de Guanajuato es elitista e injusta. Mata la ilusión de miles de jóvenes que quieren estudiar y que son rechazados cada año.

Hay que cambiar a la Universidad. Hay que hacerla más accesible a la población y darle una vocación de justicia social y oportunidades para los jóvenes de Guanajuato.

Cualquier joven que tenga la ilusión de estudiar y trabaje duro para lograrlo, debe tener una oportunidad. Ahí nunca hay los espacios suficientes. Y de entrada la Universidad pone a competir en igualdad de circunstancias a jóvenes que no tuvieron las mismas oportunidades de aprender. Igual presenta un muchacho de Xichú que uno de León, igual presenta un joven del Instituto Cumbres que uno de una preparatoria humilde de Salamanca.

La Universidad de Guanajuato debe entender que hay temas más importantes que la excelencia y la calidad. Y esos temas son la justicia social, las oportunidades, el apoyo a los más necesitados, el contribuir a la formación profesional de todos los jóvenes que tengan una ilusión, el crear espacios suficientes para que todos tengan la posibilidad de estudiar. No queremos 90 médicos brillantes por año. Queremos 500 buenos médicos que puedan realizarse profesionalmente y que atiendan a la población guanajuatense.

Eso es lo que deben entender los dos aspirantes.

Tanto Cabrera Sixto, como Luis Felipe Guerrero, tienen que comprender que deben darle una vocación de servicio y justicia a la Universidad de Guanajuato para que deje de ser un espacio destinado sólo para unos cuantos privilegiados.

http://twitter.com/pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.