• Regístrate
Estás leyendo: El Aeropuerto es internacionalmente feo
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 23:48 Hoy

Reporte de inteligencia

El Aeropuerto es internacionalmente feo

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

Cuando uno llega al Aeropuerto Internacional del Bajío, siente uno que ha llegado a la industriosa ciudad de San Pedro de los Membrillos. Es un edificio de pueblo. Viejo, descuidado, pequeño, feo e internacional.

El Aeropuerto es una auténtica vergüenza internacional. Se nota más cuando llega uno del Aeropuerto de Tokio o del Aeropuerto de Dallas.

El contraste es impresionante.

El gobernador Miguel Márquez dijo ayer que parece una Central Camionera y no un Aeropuerto. De hecho, es más digna la central de autobuses de León que ese Aeropuerto de rancho, atorado en los años ochenta, a donde no ha llegado la modernidad, ni el glamour que presume León.

El edificio tiene la apariencia de un hospital público de San Pedro de los Membrillos. Es casi como una oficina del Ministerio Público de un pueblo remoto. Entrar ahí, es un viaje al pasado. Pero también es la puerta de entrada a Guanajuato. Por ahí llegan los grandes inversionistas que vienen –del Aeropuerto de Los Ángeles o del Aeropuerto de Alemania-, a hacer los grandes negocios.

Qué pena. Y así queremos jugar en las grandes ligas.

El Grupo Aeroportuario del Pacífico –la empresa que tiene la concesión-, no tiene el mínimo interés por dar un buen servicio y ha descuidado el inmueble. Apenas antier acaban de anunciar una ridícula inversión de 110 millones de pesos, como si con eso, lo fueran a dejar como el de Nueva York.

Qué decepción. Y todavía tenemos el cinismo de llamarlo Aeropuerto Internacional. Se han de reír de nosotros. Lo único que ese aeropuerto tiene de internacional es el desprestigio internacional.

Twitter: @pccarrillo
pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.