• Regístrate
Estás leyendo: ¿Al PRI le conviene que se vaya Bárbara?
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 16:06 Hoy

Reporte de inteligencia

¿Al PRI le conviene que se vaya Bárbara?

Pablo César Carrillo

Publicidad
Publicidad

¿El PRI debe tomar una decisión muy pronto. ¿Bárbara Botello debe dejar o no el cargo de cara a las elecciones del 7 de junio? Hay varios pros y contras.

Veamos primero lo que puede ser positivo.

Si Bárbara deja la Alcaldía, permitiría que José Ángel Córdova hiciera una campaña sin pagar un costo político por la actual administración. La Presidenta no haría ningún ruido a la campaña de Córdova y se acabarían los ataques hacia ella de parte de un periódico de la ciudad con quien trae pleito. Además los panistas dejarían de hablar de ella por sus supuestos errores que maximizan cada que pueden. Y las mujeres dejarían de criticarla por su forma de vestir.

Es decir que la salida de Bárbara puede ser una decisión atinada ante la inminente campaña política.

Pero también hay varios riesgos. Veamos ahora los aspectos negativos de una decisión de esa naturaleza.

Si Bárbara deja el cargo, el liderazgo se podría diluir en la Presidencia Municipal. Los priistas le hacen caso a Bárbara y a nadie más. Ella garantiza que las estructuras se muevan con eficacia. Si llega otra persona, la estructura municipal no operará de la misma forma. Además ella garantiza que la estructura electoral de las colonias, opere con rapidez y eficiencia. Si Bárbara se aleja, no funcionará igual la red de priistas que han construido en todo León.

Una salida también provocaría conflictos internos. Si Bárbara deja el cargo, los priistas se harían pedazos por ser el Alcalde interino. Eso provocaría que los principales liderazgos salieran lastimados. Habría conflicto también entre el PRI y el Verde, y eso no sería bueno para la campaña de José Ángel Córdova.

La salida de Bárbara debilitaría la operación política para apoyar a José Ángel Córdova.

¿Entonces qué le conviene al tricolor?

¿Qué se vaya o que se quede?

No está sencillo tomar la decisión.

El PRI deberá dar el primer paso el próximo sábado cuando defina las diputaciones plurinominales. Si Bárbara aparece en las listas, tal vez se vaya pronto. Pero sino no aparece en las listas, tendrá que negociar un cargo en el Gobierno Federal.

Claro que la gran decisión la tiene que tomar ella misma. ¿Se quiere ir o no se quiere ir? ¿Está dispuesta a afrontar los ataques que le harán en estos meses con la intención de impactar en la elección? ¿Estará satisfecha con su administración como para ya darla por concluida? Eso lo sabremos muy pronto.

http://twitter.com/pccarrillo

pablo.carrillo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.