• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 06:28 Hoy

Vademecum

“Sé amable con tus hijos, serán ellos los que escojan tu asilo”

Óscar Hernández G.

Publicidad
Publicidad

Todo nuestro cuerpo envejece gradualmente, sobre todo a partir de los 30 años. En la enfermedad de Alzheimer el cerebro envejece prematuramente y más rápido. Es como el motor de un coche de modelo reciente, que se desgasta normalmente y se le brinda mantenimiento; pero en este caso el desgaste es muy rápido y los mecanismos de reparación están averiados.

Esta enfermedad es una epidemia mundial, existen hoy cerca de 50 millones de pacientes con demencia; la gran mayoría provocada por Alzheimer.

Según los cálculos, esta cifra se duplicará en los próximos 20 años.La edad es el factor principal en el envejecimiento prematuro del Alzheimer. En algunos pacientes que presentan embolias y hemorragias cerebrales existe la combinación de Alzheimer y demencia.

Otras familias presentan Alzheimer en un gran número de sus miembros; estos pacientes ya conocen muy bien los cambios de conducta antes de presentar la demencia; suelen iniciar a los 30 años y morir a los 45 años de edad postrados en una cama.

Aún así las formas hereditarias son raras. Existe un factor hereditario, la apolipoproteína E-e4 que junto con la edad se encuentra en la mayoría de los enfermos de Alzheimer mayores de 65 años.También se ha asociado el Alzheimer al boxeo y futbol americano, por los impactos repetidos que ocasionan lesiones crónicas cerebrales.

El cerebro envejece de manera acelerada y grave. Las neuronas se ven afectadas en su metabolismo. El cerebro acumula restos de una proteína llamada amiloide. Afecta inicialmente el hipocampo y corteza temporal, pero luego abarca otras regiones y el enfermo se vuelve demente.

La mayor parte de los pacientes no reconocen que están enfermos en su fase inicial. Es la pareja la que generalmente se da cuenta de los cambios en el comportamiento y convence al paciente de acudir con el médico. La fase inicial puede durar mucho tiempo y pasar desapercibida.

Poco a poco los olvidos son más frecuentes, es imposible manejar las cuentas, no logran dormir, deambulan por la casa, dejan luces encendidas, llaves abiertas, salen de casa y no regresan.Cuidar a un paciente con Alzheimer es extremadamente difícil y desgastante; terminan en un asilo.

Aún no hay un tratamiento específico y curativo. En los gobiernos de países como el nuestro: México, es muy poco lo que se hace para investigar y crear la infraestructura necesaria para atender a los millones de dementes que vendrán.


vademecum_64@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.