• Regístrate
Estás leyendo: Obesidad y obsesión
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 20:23 Hoy

Vademecum

Obesidad y obsesión

Óscar Hernández G.

Publicidad
Publicidad

La salud del cuerpo humano siempre ha sido una preocupación. La apariencia de estar sano ha cambiado con el tiempo. Hace tiempo los cuerpos “llenitos y robustos” eran considerados como saludables; la obesidad o gordura eran vistos como sinónimos de bienestar y salud; también se consideraron signos de poder y riqueza. 


Con el tiempo las cosas cambiaron; y la obesidad se trasformó en sinónimo de pereza, falta de movilidad y agilidad, ausencia de fuerza de voluntad y presencia de enfermedad. Pero lo que más trascendió en la población fue la asociación de esbeltez y belleza. Ahí las cosas cambiaron radicalmente; el factor salud pasó a segundo término. Se busca estar delgado para alcanzar la belleza; el fin estético es buscado por ambos, hombres y mujeres; pero las mujeres predominan en su deseo de estar delgadas. Por momentos las cosas se llevaron al extremo; las modelos profesionales y las Miss Universo llegaron a medir 1.76mts con tan solo 53 kg de peso. La delgadez extrema y anoréxica; rostros pálidos con mejillas hundidas y casi calvas, con costillas visibles. 


Las dietas y ejercicio extremo crearon cuerpos escuálidos y transparentes. Se hace de todo para alcanzar la meta de estar flaca: Horas de Fitness, cero consumo de azúcares, todo light; aunque esa búsqueda también trastorne la salud del individuo. La cultura lipofóbica, alimentos bajos en calorías, técnicas de cavitación y liposucción que den forma y “escultura” al cuerpo. 


El miedo a la obesidad no se fundamenta en la salud; su principal motor es el ideal estético. Hoy muchas personas, sobre todo mujeres, quieren bajar de peso, porque se ven “demasiado gordas”, aún cuando su peso es normal. 



vademecum_64@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.