• Regístrate
Estás leyendo: Dormir y soñar
Comparte esta noticia

Vademecum

Dormir y soñar

Óscar Hernández G.

Publicidad
Publicidad

Dormir es el acto periódico de perder el estado de alerta, la conciencia, sin atender a los estímulos externos. Soñar son las imágenes que surgen en determinados momentos durante el acto de dormir. 


Tradicionalmente se creyó que durante el dormir, el cerebro permanecía sin actividad “apagado”; que mientras se dormía el cerebro permanecía en “reposo”. Hoy sabemos que existe mucha actividad cerebral mientras dormimos, en particular cuando soñamos, al menos así lo demuestran los registros electroencefalográficos. Se han descrito 5 etapas del dormir. Durante las etapas del 1 al 4 paulatinamente se duerme más profundamente de forma progresiva. Es en la etapa 5 cuando se presentan los Movimientos Oculares Rápidos – MOR- que se han identificado con la aparición de imágenes, es decir, el acto de Soñar. Los periodos de sueño MOR duran de 5 a 30 minutos; después la persona pasa a las otras etapas del dormir de manera alterna. 


En total se sueña aproximadamente 100 minutos de manera fraccionada; hasta que despierta. Existen múltiples áreas cerebrales que se activan mientras dormimos. El hipotálamo es una de ellas, se interconecta con el resto del cerebro. También entra en acción el sistema límbico, que está encargado de las funciones más básicas como el comer y el placer, desde luego el dormir. 

 

El Locus Coeruleus tiene una particular importancia porque está implicado en el bloqueo neuro-muscular que nos impide volar literalmente mientras soñamos; por fortuna no salimos volando por la ventana cuando soñamos hacerlo. Es este núcleo el que nos hace permanecer quietos e inmóviles a pesar de que nuestros sueños sean muy intensos y activos. Mientras soñamos nuestro cerebro libera grandes cantidades de dopamina; un neurotransmisor asociado al placer. Curiosamente también el cerebro produce sus propias sustancias “marihuanoides” técnicamente conocidas como endocanabinoides mientras dormimos.


El Dormir y el Soñar seguramente tienen funciones reparadoras, nos ayudan a consolidar lo que aprendimos en la vigilia; pero hay otras funciones que aun desconocemos. No cabe duda el Dormir y Soñar son un paraíso; el Insomnio es el infierno. 


vademecum_64@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.